viernes, 17 de mayo de 2024

Buenos Aires (AT) – Los ataques al negocio de búsquedas de Google no terminan nunca: el lunes, OpenAI, fabricante de ChatGPT y socio de Microsoft, no presentó un nuevo motor de búsqueda, como algunos habían supuesto. Pero sí presentaron el nuevo modelo ChatGPT-4o, que se supone que responde a las preguntas incluso mejor que el asistente de IA de Google. La propia Google respondió el martes. El CEO Sundar Pichai (51) presentó el nuevo motor de búsqueda de Google, que se mejorará más que nunca con respuestas al estilo ChatGPT de la propia herramienta de IA de Google, Gemini.

Hace poco más de un año, Satya Nadella (56), CEO de Microsoft, ya había declarado que “haría bailar” a Google integrando ChatGPT en su propia búsqueda Bing. Y esto es realmente cierto en el sentido de que la búsqueda de Google ha cambiado más que nunca en los últimos doce meses y las respuestas generadas por IA se mostrarán con más frecuencia en el futuro en lugar de listas de enlaces. Esto tiende a reducir el número de consultas de búsqueda y, por tanto, también la posibilidad de mostrar anuncios.

Sin embargo, las cuotas de mercado en el negocio de las búsquedas apenas han cambiado. El dominio de Google en las búsquedas prácticamente no ha cambiado: Un análisis de datos sitúa la cuota de mercado de Google en torno al 92% en enero de 2024, aproximadamente un año después del anuncio de Nadella. En enero de 2023, era del 93%. Bing, de Microsoft, ha “crecido” en el mismo periodo, pero sólo del 3,03% al 3,43%.

La situación es similar para el número de usuarios de ChatGPT. Al principio creció rápidamente tras su lanzamiento al mercado en noviembre de 2022. Sin embargo, lleva más o menos un año estancado. El proveedor de datos Similarweb contabilizó alrededor de 1.800 millones de visitas a ChatGPT en abril, aproximadamente el mismo número que el pico anterior en mayo de 2023 (también 1.800 millones). El número de visitas es superior al de Bing de Microsoft (1.500 millones). Pero Google, con 70.800 millones de visitas, está en una escala completamente diferente.

ChatGPT, Google, OpenAI, Microsoft, Satya Nadella, Sundar Pichai
El CEO de Google, Sundar Pichai.

El problema del alto costo de ChatGPT

El dominio de Google refleja el hecho de que la gente está acostumbrada a buscar en Google. Estos patrones de comportamiento suelen cambiar con lentitud. Además, Google se ha asegurado el acceso a los usuarios de muchas formas diferentes con el navegador Chrome, aplicaciones como Google Maps, YouTube o Gmail y el sistema operativo Android.

Esta posición también da a Google una enorme ventaja de datos para las nuevas aplicaciones de IA: Las fotos de muchos usuarios ya están almacenadas en Google Fotos, y Google tiene un tesoro único de datos con Google Maps. Todos estos datos pueden buscarse de forma aún más eficiente gracias a las nuevas funciones de IA.

Sin embargo, es igual de importante para la posición de Google a largo plazo que el negocio de las búsquedas sea mucho más que ofrecer las mejores respuestas posibles a las preguntas de los usuarios. El hecho de que Microsoft y OpenAI estén interesadas en el mercado de las búsquedas se debe a que el negocio es ultralucrativo. Pero esto no es automático.

ChatGPT, Google, OpenAI, Microsoft, Satya Nadella, Sundar Pichai
Imagen de las oficinas de Mountain View.

El secreto que hace a Google tan rentable

Google es tan rentable simplemente porque la empresa tecnológica ha desarrollado un enfoque de hardware y software extremadamente eficiente para generar un resultado bastante bueno para una gama muy amplia de consultas de búsqueda de forma relativamente barata. En cambio, generar respuestas con una herramienta de IA como ChatGPT es bastante más caro. Según algunas primeras estimaciones, incluso hasta diez veces más caro. Esto supone un gran problema para competidores como Microsoft u OpenAI, ya que sólo una pequeña proporción de las consultas de búsqueda puede utilizarse para ganar dinero.

Las consultas de búsqueda pueden clasificarse a grandes rasgos en informativas, de navegación o transaccionales. Según un estudio de la Facultad de Ciencias de la Información y Tecnología de Penn State, la mayoría, alrededor del 80%, son informativas. Los usuarios buscan el número de habitantes o el tiempo, por ejemplo. Este tipo de preguntas son comparativamente fáciles de monetizar, lo que significa que las respuestas basadas en LLM no merecerían la pena.

Las búsquedas de navegación, por ejemplo para saber cómo llegar a un lugar concreto, pueden monetizarse hasta cierto punto. Sin embargo, las consultas transaccionales son las más rentables: cuando los usuarios buscan con interés de comprar. Sin embargo, estas consultas sólo representan alrededor del 10% del volumen total.

ChatGPT, Google, OpenAI, Microsoft, Satya Nadella, Sundar Pichai
OpenAI ha conseguido quitarle a Google una pequeña cuota de las búsquedas que realizan los usuarios.

El problema es que ChatGPT tiene una gran ventaja sobre Google cuando se trata de consultas de búsqueda informativas, es decir, precisamente donde apenas se puede ganar dinero. Desde una perspectiva empresarial, esto no es muy eficiente. Por ejemplo, es impresionante cómo la nueva versión GPT-4o puede ayudar a los usuarios a resolver problemas matemáticos, algo que no se puede monetizar con publicidad.

Una empresa como Microsoft, al fin y al cabo el grupo bursátil más valioso del mundo, puede sostener esta ineficacia durante un tiempo. Una start-up financiada con capital riesgo probablemente podría hacer lo mismo. Pero ese no es un modelo de negocio sostenible.

La posición de Google se ve reforzada por el hecho de que la empresa tecnológica tiene mucho margen de maniobra a la hora de reaccionar ante los avances de sus rivales. Las últimas cifras trimestrales de Google fueron muy sólidas: la división de búsquedas creció un 14,4% en comparación con el año anterior; el negocio en la nube y YouTube también crecieron a doble dígito, al tiempo que se mantuvo una gestión de costos muy disciplinada. Esto ha dado lugar a un verdadero salto en los beneficios.

Esto también significa que Google tiene sin duda el efectivo para financiar prácticamente cualquier reacción concebible, en parte debido a su negocio de búsqueda extremadamente rentable, que obtuvo un beneficio de alrededor de U$S 74.000 millones sólo en 2023. Esto permite a la compañía tecnológica integrar y subvencionar de forma cruzada herramientas de IA al estilo ChatGPT en la búsqueda en determinados momentos. Esto es exactamente lo que ha anunciado ahora Sundar Pichai. Microsoft probablemente podría hacer lo mismo con la estrategia adecuada, pero OpenAI o un sistema de IA como Perplexity carecen de semejante máquina de hacer dinero.

La reacción de Pichai también deja claro que todos los responsables tienen el firme objetivo de no sucumbir al “dilema del innovador”. Están dispuestos a canibalizar su propia oferta en caso de duda: en otras palabras, a sacrificar los beneficios a corto plazo para seguir siendo competitivos a largo plazo. Además, los responsables de la toma de decisiones han creado un fuerte sentimiento interno de urgencia.

ChatGPT, Google, OpenAI, Microsoft, Satya Nadella, Sundar Pichai
A Google le sobran recursos y argumentos tecnológicos para defender su negocio.

La eficacia de Google

Lo que también se suele pasar por alto: Incluso si ChatGPT u otras herramientas de IA responden mejor a algunas consultas de búsqueda, esto en sí mismo difícilmente es una situación beneficiosa para todos. Para monetizar las respuestas, también se necesita la otra parte: la plataforma publicitaria.

Google ha creado un sistema publicitario muy sofisticado y altamente automatizado, así como la organización de ventas y cuentas clave asociada, para garantizar de forma óptima la correspondencia entre las consultas de búsqueda y los anunciantes. Sólo existen contactos personales para unos pocos clientes. Un atacante de Google tendría primero que construir un sistema tan brutalmente eficaz en este sitio.

En resumen, puede que no sea imposible arrebatar cuota de mercado a Google en las búsquedas con las nuevas herramientas de IA. Y también puede que los usuarios reciban mejores respuestas en algunos casos. Pero convertirse en una amenaza económica real para Google será probablemente mucho más difícil de lo que muchos imaginan.

Etiquetas, ,
Te puede interesar

Füllkrug pone a Alemania en lo más alto

Un agónico gol de Niclas Füllkrug a los 92 minutos clasificó a la selección anfitriona como ...
24 de junio de 2024

Milei en Alemania: las postales de 48 horas intensas

El presidente argentino, Javier Milei, se despide por estas horas de suelo alemán. Puertas ...
23 de junio de 2024

Hayek-Gesellschaft: “Con Milei, la Argentina tiene la oportunidad de empezar de nuevo”

Prof. Dr. Stefan Kooths es Director Ejecutivo de la Hayek Gesellschaft, que distinguió esta tarde ...
22 de junio de 2024

Hayek-Gesellschaft: Qué es y por qué distingue a Milei en Hamburgo

La Hayek-Gesellschaft premiará a Javier Milei en el marco de las Jornadas Friedrich von Hayek, que ...
22 de junio de 2024
Elena EstrellaPor

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)