miércoles, 28 de febrero de 2024

Buenos Aires (AT) –  El gobierno alemán propuso permitir la captura y almacenamiento de carbono (CCS) con el objetivo de lograr la neutralidad de gases de efecto invernadero para 2045. Según un documento gubernamental, el apoyo estatal se centraría en la captura y almacenamiento o utilización del carbono de procesos industriales donde las emisiones son difíciles de evitar.

Sin embargo, Alemania permitiría CCS también para las plantas de energía de gas, aunque sin apoyo estatal. El CO2 capturado sería utilizado o almacenado bajo el lecho marino, ya sea en Alemania o en el extranjero. El almacenamiento subterráneo en tierra firme seguiría siendo una opción descartada por ahora.

“Estamos tomando una decisión estratégica pragmática y responsable hoy: CCS y CCU serán posibles en Alemania”, dijo el ministro de Economía, Robert Habeck, en Berlín. “De lo contrario, será imposible alcanzar los objetivos climáticos”.

Habeck argumentó que CCS solo sería una “adición necesaria” a la política climática del país, que continuaba centrándose en evitar las emisiones en primer lugar. Esto incluía continuar con la implementación de energías renovables, eliminar gradualmente los combustibles fósiles, impulsar una economía del hidrógeno y aumentar la eficiencia energética siempre que fuera posible.

El ministro enfatizó la importancia de la cooperación transfronteriza en Europa en la implementación de enfoques de gestión del carbono: “Para hacer todo esto posible en Alemania, se requiere una reforma legal y un acuerdo con otros países que ya hayan desarrollado aún más esta tecnología o tengan instalaciones de almacenamiento disponibles”, dijo Habeck en una conferencia de prensa.

carbono, CCS, Alemania, contaminación, emisiones
Alemania avanza hacia la neutralidad climática

Años de protestas contra los planes de la industria de utilizar CCS como un salvavidas para la energía hicieron que la captura de carbono fuera un tema inaceptable para los responsables políticos en Alemania. Sin embargo, el objetivo del país de lograr la neutralidad climática para 2045 reabrió el debate sobre el tema de combatir las emisiones de CO2 difíciles de reducir. Los científicos dicen que CCS será necesario para alcanzar los objetivos climáticos, y la Comisión Europea presentó su estrategia para la captura, utilización, almacenamiento y emisiones negativas de carbono.

Desde que surgieron los “debates negativos” sobre el almacenamiento de carbono por primera vez en Alemania hace unos 20 años, dos cosas han cambiado, dijo Habeck. “La tecnología ha avanzado en muchas áreas y desde mi punto de vista es madura y segura”, dijo. Además, el mundo se encaminaba a superar el límite de calentamiento global de 1.5°C del Acuerdo Climático de París, y faltaban soluciones tecnológicas para ciertos sectores industriales como el cemento.

Sin embargo, el propio partido del ministro y los legisladores de los socios de la coalición de gobierno, los Socialdemócratas (SPD), ya criticaron ciertos elementos de los planes de Habeck, lo que dificulta los debates en el parlamento. Las tres partes de la coalición de gobierno de Alemania acordaron los elementos clave de la estrategia, pero la estrategia completa aún debe ser discutida antes de que el gabinete finalmente pueda adoptarla.

La opinión de los expertos

Según Felix Schenuit, del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad (SWP), las propuestas actuales representan “el próximo paso en el renacimiento de la CCS en Alemania”. En una entrevista con Clean Energy Wire, aseguró que la expansión de la CCS no se trata solo de descarbonizar la industria, sino que también es fundamental para aumentar la eliminación de CO2, especialmente para cumplir el objetivo de 1.5 grados. Schenuit advierte sobre la necesidad de una taxonomía transparente y el posible apoyo estatal para la infraestructura de transporte, aunque el gobierno aboga por que esto sea operado por el sector privado.

Por otro lado, Ottmar Edenhofer, del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK), elogió las propuestas, considerándolas “enormemente importantes” para lograr la neutralidad de carbono para 2045 y avanzar hacia tecnologías de emisión negativa. Edenhofer destaca la importancia de ver la CCS industrial en el contexto de las emisiones negativas y aboga por la creación de opciones de almacenamiento de CO2.

Desde la perspectiva de la industria, Holger Lösch, de la asociación de industria BDI, considera que la decisión a favor de la CCS y CCU representa “un paso importante en la transformación competitiva de la industria alemana hacia la neutralidad climática”. La asociación espera un marco legal y financiero confiable para una “rápida expansión” de la CCS/U, centrándose en su implementación en la industria y los residuos.

Etiquetas, ,
Te puede interesar

Tricia Tuttle: una nueva visión para la Berlinale

La nueva directora del Festival Internacional de Cine de Berlín, Tricia Tuttle (53), se propone ...
12 de abril de 2024

Millones de euros para terminar con el carbono

La Comisión Europea dio luz verde a un ambicioso plan alemán de EUR 2.200 millones, destinado a ...
12 de abril de 2024

Philipp Strack: un economista en la cúspide de la innovación

Desde su sólida formación en la Universidad de Bonn hasta su destacada carrera en EE.UU., Philipp ...
11 de abril de 2024

De la euforia a la alerta: los problemas de salud por el uso de cannabis se triplican

La liberación del cannabis para uso privado en Alemania generó euforia entre sus adeptos y a ...
11 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)