lunes, 30 de octubre de 2023

Buenos Aires (AT) – Las estaciones de esquí en Austria, en continua expansión, fomentan inversiones, lo que supone un costo importante para los amantes de los deportes invernales. En las grandes estaciones de esquí, el precio del pase ya superó los 70 euros al día (unos AR$ 30,000 al cierre de esta edición), alcanzando incluso los 75 euros en el Arlberg.

La región de Arlberg, situada en el corazón de los Alpes austriacos, es un destino de renombre mundial que combina la belleza natural de las montañas con una amplia variedad de actividades al aire libre. Conocida por su impresionante paisaje montañoso, Arlberg es un lugar mágico para los amantes de la naturaleza, los deportes de invierno y la cultura alpina.

Sin embargo, mientras las temperaturas actuales en Austria son más bien calurosas en la actualidad, el invierno se avecina inevitablemente. La industria de los teleféricos ya está en pleno apogeo, con la contratación de personal para operar los ascensores, mantener las pistas y gestionar las cabañas.

El precio de 75 euros por un pase de un día representa un aumento del 12 por ciento con respecto al invierno anterior, superando así la inflación general del país, que se ha mantenido en torno al nueve por ciento en los últimos meses. En ninguna otra parte de Austria se paga tanto por un día de esquí durante la temporada alta como en dicha región montañosa.

Por otro lado, en Arlberg los esquiadores obtienen mucho a cambio: terrenos alpinos a gran altitud que superan los 2800 metros sobre el nivel del mar, pendientes de nieve profunda inigualables, 302 kilómetros de pistas preparadas y ultramodernos asientos climatizados y conexión Wi-Fi en las góndolas.

Precios elevados en toda Austria

Esquí, Austria, precios, costos, invierno, cambio climático, Arlberg
Las estaciones de esquí en Austria aumentan precios y expanden sus instalaciones. (CRÉDITOS: WIKIMEDIA)

La mayoría de las estaciones de esquí más grandes de Austria ya superaron este año la marca de los 70 euros por pase de un día. En Kitzbühel e Ischgl, se paga 72 euros al día, en la Zillertal-Arena 72,50 euros y en Sölden el precio es de 73 euros. Incluso el destino de la Copa del Mundo de Schladming, en Estiria, se encuentra entre los más caros, con un pase de un día para Hauser-Kaibling, Planai, Hochwurzen y Reiteralm que cuesta 73,50 euros.

La pregunta que se plantea es si los esquiadores estarán dispuestos a pagar estos precios cada vez más elevados. Hasta el momento, los incrementos de precios apenas han reducido la afluencia en los teleféricos. Con la excepción de la pandemia de COVID-19, las compañías de teleféricos, vitales para el turismo invernal austriaco, vieron aumentar sus ingresos temporada tras temporada.

Según Erik Wolf, director de la división de Transporte y Tráfico de la Cámara de Comercio de Austria, el valor que se obtiene por el precio del pase de un día es la emoción que se experimenta al esquiar. Las encuestas respaldan la percepción de que los precios son considerados justos por la mayoría de los austríacos y turistas europeos.

Inversiones costosas

Entonces, ¿por qué los pases de esquí tienen un precio tan elevado? Anualmente, se realiza una inversión considerable en infraestructura, que incluye nuevas telesillas, equipos de mantenimiento de pistas y sistemas de nieve artificial, lo que suma cientos de millones de euros. Las estaciones de esquí más pequeñas, con menos ingresos, muchas veces no pueden competir sin el apoyo gubernamental.

Por ejemplo, en Großarl, en el Salzburgo Pongau, se está por terminar una inversión de alrededor de 70 millones de euros, según el Ski Guide, una guía de estaciones de esquí en Austria. Esta inversión incluye una nueva telecabina de diez plazas que reemplaza a una antigua góndola de ocho plazas. Además, los costos de fabricación de nieve artificial son elevados, ya que un metro cúbico de nieve artificial cuesta aproximadamente tres euros. Los equipos de preparación de pistas modernos tienen un precio cercano al medio millón de euros. Todos estos gastos se reflejan, desde ya, en el precio de los pases.

Un equilibrio delicado

Para Anna Burton, experta en turismo del Instituto de Investigación Económica (Wifo), aumentar los precios en exceso y reducir la demanda perjudicaría a toda la región. ¿El motivo? La gastronomía, la hostelería, el comercio y el alquiler de esquí también se verían afectados.

El debate sobre la ética de esquiar en medio de la crisis climática también está presente. Sin embargo, Burton dice que el esquí puede ser ambientalmente sostenible. De hecho, muchas empresas de teleféricos están actuando de manera más consciente con respecto al medio ambiente.

Te puede interesar

Sellos de identidad: La Quinta Suiza celebra su legado en el mundo

En la conmemoración del 100º Congreso de la Organización de Suizos en el Extranjero, una nueva ...
18 de mayo de 2024

Puente de encuentros: el Día de Europa brilla en Puerto Madero

En una noche donde la diplomacia y la cultura se entrelazaron, el Yacht Club de Puerto Madero se ...
18 de mayo de 2024

Kulturfest 2024: Una invitación para “hacedores”

Kulturfest, la competencia académica que organizan el Club Alemán de Buenos Aires y Stiftung ...
12 de mayo de 2024

El centro de rehabilitación Los Pinos inauguró su nuevo Hospice de cuidados paliativos

Con la presencia de destacadas personalidades, el Centro de Rehabilitación y Residencia Los Pinos ...
6 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)