martes, 30 de enero de 2024

Buenos Aires (AT) – Hay apellidos que son referencias geográficas. Cuando uno escucha Williner es imposible no pensar en la cuenca lechera de la Provincia de Santa Fe y las ciudades que la forman. Esas pequeñas ciudades con historias similares: familias de inmigrantes llegadas, en su mayoría, de Europa con un sueño: mejorar la vida de los suyos. A fuerza de trabajo y sacrificio muchos pudieron concretarlo cambiándole así la vida para siempre no solo a sus familias sino a regiones enteras de nuestro país.

Llegada a la Argentina y los comienzos en Colonia Bella Italia

José María Williner, nació en Grächen, cantón de Valais, Suiza, en 1855. Su padre se dedicaba a fabricar y reparar paraguas, pero la economía suiza por esos años no prosperaba. Entonces Williner decidió, como tantos otros de sus compatriotas, ir en búsqueda de nuevas oportunidades en América. Así llegó a la Argentina en 1877 con 22 años recién cumplidos y una firme determinación de progreso. En 1882, estableció residencia en Pilar y tres años después adquirió sus primeras tierras en Colonia Bella Italia, en la provincia de Santa Fe, de manos de Don Ricardo Aldao. Casado con Matilde Zurbriggen, José María formó una familia de diez hijos.

Como productor ganadero, se dedicó a la lechería, llegando a instalar 14 tambos, los cuales eran atendidos por puesteros valesanos. La materia prima producida era entregada a la empresa The River Plate Dairy Company, conocida como Las Colonias. Posteriormente, inició la instalación de cremerías en sus campos, con la original en Bella Italia, bautizándola como La Suiza en homenaje a su tierra natal.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
Wilco, la mantequería abrió sus puertas en 1934.

Contribuciones sociales y públicas

José María Williner se destacó por su generosidad y amor por el progreso, participando activamente en la vida pública. Sobresalió en la compra-venta de tierras, la organización de comunidades y su labor como Presidente Comunal en Bella Italia y San Guillermo. Además, fue uno de los fundadores de la Cooperativa de Consumos de Rafaela, que hoy es conocida como Supermercados Quijote – Supermercados La Anónima.

Legado y fallecimiento

José María Williner falleció en Rafaela el 4 de agosto de 1933, dejando un legado de emprendimiento, contribuciones a la comunidad y un marcado impacto en el desarrollo agropecuario de la región. Su primogénito, Alfredo, se involucró en la actividad de su padre, convirtiéndose en un eficaz colaborador y apoyo administrativo en la producción de los tambos.

En el año 2023, la familia Williner tomó la decisión de vender el 100% de su participación accionaria de su empresa Sucesores de Alfredo Williner al grupo francés Savencia Fromage & Dairy, el cual también es propietario de Milkaut y Santa Rosa en Argentina.

La historia de Milkaut, al igual que la de Williner tiene como protagonistas a colonos suizos, se remonta 154 años atrás, cuando el alemán Mauricio Franck fundó una colonia en Santa Fe, la cual llevó su apellido. Un grupo de colonos suizos, dedicados a la lechería, formaron una cooperativa y posteriormente incursionaron en la industrialización de su producto. La marca Milkaut, creada en 1936, logró posicionarse como un importante jugador en la industria láctea argentina, llegando a ocupar el cuarto lugar en el mercado.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
Un grupo de mujeres trabajando en la mantequería de la ciudad santafesina de Rafaela.

La era de Alfredo Williner

Alfredo Williner inició la industrialización de la leche proveniente del tambo familiar en una modesta planta ubicada en Bella Italia. En 1928, Alfredo estableció su propia cremería, también en Bella Italia, la cual se convertiría en el punto de partida de lo que más tarde se conocería como Sucesores de Alfredo Williner S.A. Poco después Alfredo pasó a operar cuatro cremerías donde industrializaba la leche que producía su familia. En 1934, estableció una pequeña fábrica de manteca en Rafaela, comercializándola bajo la marca Wilco. En 1939, agregó la producción de dulce de leche, lo cual se volvería fundamental en la estructura de la empresa.

Alfredo falleció a los 55 años en 1941, dejando a su hijo, Armando Williner, al mando de la empresa a la temprana edad de 21 años. Armando desempeñó un papel fundamental en la expansión a nivel nacional de la compañía. Además, impulsó el desarrollo de Las Taperitas, una empresa agroganadera que sirve como proveedora de leche para el negocio principal. En Las Taperitas, también se dedican a la producción porcina, bovina y forestal. Incluso, a través de esta rama de la empresa, realizaron una inversión en un proyecto de ganadería extensiva en Neuquén en 2016.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
La tecnología rápidamente fue remplazando los métodos artesanales de producción que caracterizaron los comienzos de la empresa.

Nace Ilolay

En 1951, se inauguró una nueva fábrica central en Rafaela, ubicada en uno de los boulevards principales de la ciudad, el boulevard Roca, para resolver el problema de capacidad limitada de las instalaciones originales de la fábrica de manteca. A partir de entonces, la empresa experimentó una gran expansión. Los métodos de elaboración “artesanales” se fueron modernizando, los productos conquistaron nuevos mercados consumidores y se ampliaron las instalaciones. Además, se comenzó a fabricar caramelos de leche. Fue en este momento cuando nació Ilolay, la marca insignia de la empresa.

En 1967, se llevó a cabo la instalación de la primera planta de fabricación de leche en polvo. Durante esa década, la empresa empezó a introducir gradualmente nuevos productos, como una línea completa de quesos de diferentes sabores y tipos, leche pasteurizada, yogur, ricota, entre otros, que se destacaron bajo la marca Ilolay.

En el año 1976 los Williner compran un terreno en Bella Italia con la intención de establecer allí en el futuro la Planta Central de Ilolay.

Entre 1986 y 1990, se llevaron a cabo importantes modificaciones en la planta de Bella Italia, aumentando la capacidad productiva e incorporando un área de recepción de leche, secciones de elaboración y envasado de leche en polvo, cámaras para su almacenamiento y una fábrica de manteca. Ilolay introdujo el sistema de ultrafiltración de leche, convirtiéndose en la primera empresa de Latinoamérica en producir quesos en moldes a partir de leche concentrada por ultrafiltración.

En 1993, se inauguró oficialmente la planta de Bella Italia. Desde entonces, el complejo industrial de Bella Italia no ha dejado de crecer y ha concentrado la actividad industrial de Ilolay, con el respaldo de las plantas de Arrufó y El Trébol, dedicadas a la elaboración de quesos.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
El objetivo de la empresa de los Williner siempre fue evolucionar y mejorar sus métodos de producción.

Profesionalización y Diversificación de Actividades

A medida que la empresa crecía, la gestión se profesionalizaba siempre bajo la dirección de la familia Williner. Como complemento a la actividad láctea, la empresa opera Las Taperitas, que actúa como proveedora de leche para el negocio principal, y se dedica a la producción porcina, bovina y forestal.

Es importante destacar que a lo largo de su historia, la familia Williner ha apostado continuamente por el sector lácteo, realizando inversiones en tecnología de última generación y en la expansión de su capacidad productiva.

La empresa cuenta con nueve centros de distribución propios y una extensa red de representantes y distribuidores que garantizan una entrega eficiente en todo el territorio nacional.

Además, ha logrado expandirse en el mercado internacional, llegando a más de 30 países diferentes y consolidando su presencia gracias a la aceptación internacional, basada en la calidad de los alimentos que produce.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
Productos Ilolay, la principal marca de la familia Williner.

Reestructuración y venta a Savencia Fromage & Dairy: la historia reciente de la empresa

A partir de 2018, la empresa enfrentó desafíos financieros debido a la creciente inflación y dificultades para trasladar los aumentos de costos a los precios en el mercado. Esto generó atrasos en el pago de la deuda bancaria, que superaba los AR$ 1.300 millones en ese momento. En 2021, los Williner iniciaron un proceso de reestructuración de pasivos, logrando sanear en gran medida la situación financiera.

El enfoque se orientó hacia la incorporación de más productos premium y de alto valor agregado para mejorar el margen de rentabilidad. En abril de 2023, la familia Williner anunció la venta del 100% del paquete accionario a la empresa francesa Savencia Fromage & Dairy, propietaria de Milkaut y Santa Rosa.

Desempeño financiero y deuda bancaria

En su balance anual cerrado en agosto de 2022, la empresa registró ventas por AR$ 52.500 millones y una ganancia después de impuestos de 1.000 millones. Un año antes, las ventas ascendieron a AR$ 30.400 millones, enfrentando una pérdida después de impuestos de AR$ 157,4 millones. Respecto a la deuda bancaria, según los registros del BCRA (Banco Central de la República Argentina), asciende a AR$ 347,5 millones, con el 79% tomado con el BBVA, en situación normal y sin atrasos en los pagos.

Tras la adquisición por parte del grupo francés, la empresa logró cancelar pasivos y obtener nuevas vías de financiamiento, al formar parte de un grupo multinacional.

Williner, Santa Fe, Suiza, Ilolay, Savencia Fromage and Dairy
Vista aérea de una de las plantas que posee la empresa en la provincia de Santa Fe.

Relación continua

A pesar de la venta de la empresa, la familia Williner mantiene vínculos con la empresa.  Alfredo Williner, presidente de la empresa Williner, mencionó: “Mantenemos relaciones cercanas con Savencia desde hace muchos años y compartimos los mismos valores; ambas somos empresas familiares arraigadas en el ámbito local. Los productos Ilolay complementarán el portafolio de marcas de Savencia Fromage & Dairy“.

Olivier Delaméa, Director General de Savencia Fromage & Dairy, agregó: “Esta adquisición fortalece la presencia del grupo en la Argentina, donde el mismo ya está establecido desde la década de 1990 con sus marcas internacionales, así como las locales Milkaut y Santa Rosa“.

En esta nueva etapa, la familia Williner continuará suministrando leche a través de la empresa Las Taperitas para la fabricación de los productos Ilolay, mediante sus instalaciones productivas, además, integrará el nuevo directorio de Ilolay.

Sucesores de Alfredo Williner es una de las empresas lácteas más importantes de la Argentina, detrás de la canadiense Saputo y la nacional Mastellone Hnos. Recibe un promedio de 1,5 millones de litros diarios, los cuales transforma en 234 millones de kilos de productos por año.

El portafolio de la empresa incluye quesos, yogures, postres, leche chocolatada, dulce de leche, crema de leche, entre otros. Emplea a más de 1.200 empleados distribuidos en tres sitios industriales y nueve centros de distribución. Además, cuenta con una red de más de 40 distribuidores y representantes que operan en sus nueve centros logísticos. Su principal marca, Ilolay, se encuentra en el top 10 de las marcas más queridas por los argentinos.

En tanto, Savencia Fromage & Dairy está 11° con 660.000 litros recibidos por día, según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA). La fusión de ambas le permitirá superar los 2 millones de litros diarios y afincarse en ese tercer puesto.

Savencia Fromage & Dairy es uno de los principales procesadores de leche del mundo (segundo grupo quesero de Francia y quinto del mundo). Con una facturación de 5.600 millones de euros y 21.900 empleados, el grupo está presente en 31 países, enfocado en la producción de quesos y especialidades lácteas.

En relación a la venta al grupo francés, lo que se ha vendido es la empresa Sucesores de Alfredo Williner. Esto significa que la operación únicamente afecta al sector industrial del grupo, incluyendo su marca principal, las sub-marcas, así como las plantas ubicadas en Bella Italia, Arrufó y El Trébol, y sus sucursales.

La venta no abarca toda la producción primaria, que es igual o incluso más extensa e importante que la producción industrial en términos de capital y gestión. Las Taperitas gestionan numerosas explotaciones lecheras que son proveedoras de Sucesores, y esta relación continuará con Savencia, los nuevos propietarios franceses. Por esta razón, los Williner tendrán representantes en el consejo de administración de la nueva empresa. El negocio de la producción primaria incluye la cría y recría de ganado, la producción porcina, la producción lechera, la agricultura intensiva y la explotación forestal, entre otras actividades.

¿Qué significa la venta de Williner para los rafaelinos?

Para comprender la importancia que tuvo la venta de la empresa de la familia Williner para los habitantes de la provincia de Santa Fe, y específicamente para los residentes de Rafaela, los párrafos a continuación fueron publicados por el sitio Rafaela Noticias en abril de 2023 cuando se anunció la noticia de la venta de la empresa:  

Williner no es una empresa más. Fue y es un emblema de la industria láctea nacional. Pero además es una de las joyas de la corona de la industria rafaelina que tanto orgullo genera en esta parte de la provincia de Santa Fe. La historia de Rafaela distingue en un podio selecto a tres empresarios sobresalientes de la primera mitad del siglo XX: Faustino Ripamonti, Luis Fasoli y Alfredo Williner.

Por supuesto que el impacto de la noticia del viernes tenía que ser necesariamente amplio. En Rafaela hay un barrio Ilolay. Hay un Jardín de Infantes Alfredo Williner. Hay un Anfiteatro Alfredo Williner. Hay una avenida Alfredo Williner. La impronta del apellido no es casual: el barrio nació para darle acceso a la vivienda a los trabajadores de la empresa; el Jardín se construyó con fondos de la empresa para educar a los chicos del barrio y a miles de niños que pasaron y pasan por sus aulas. Y lo mismo pasó con el Anfiteatro, con la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás. El Instituto Superior del Profesorado se construyó en un terreno donado por Williner.

Vivienda, Educación, Cultura, religión. Cuando la empresa cumplió 75 años, en 2003, había una crisis terminal en el país. El horno no estaba para bollos ni para tirar manteca al techo. ¿Cómo festejó Williner? Equipó completamente una sala de Neonatología en el Hospital Jaime Ferré. No, Williner no hizo negocios para hacer beneficiencia. Pero tuvo acciones de responsabilidad social empresaria que muy pocos pudieron repetir.

Te puede interesar

Lufthansa City Airlines: una nueva marca levanta vuelo en el cielo europeo

La última incorporación del Grupo Lufthansa está programada para despegar en el verano europeo ...
28 de febrero de 2024

Revolución cervecera: llega la primera cerveza en polvo

Una cervecería monástica en Alemania del Este anunció la creación de la primera cerveza en ...
27 de febrero de 2024

La Guerra del Chocolate: los artesanos italianos se enfrentan a un gigante suizo

Un enfrentamiento del tipo David y Goliat está sucediendo en la industria chocolatera europea. Los ...
26 de febrero de 2024

Resurge en Ginebra la Feria Internacional del Automóvil

Tras un receso de cinco años, el evento regresa con un enfoque más modesto pero lleno de ...
21 de febrero de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)