martes, 23 de abril de 2024

Buenos Aires (AT) – La pasión de Suiza por la cartografía es realmente fascinante y la historia de Samuel Widmann es un ejemplo inspirador de cómo la innovación y la adaptación a las nuevas tecnologías pueden llevar al éxito. Los cartógrafos suizos han sido conocidos por su meticuloso detalle, y la transición a la cartografía digital ha abierto aún más posibilidades.

La llegada de Google Maps ciertamente cambió el juego, pero es interesante ver cómo personas como Widmann ya estaban explorando el potencial de las imágenes aéreas y satelitales para crear mapas detallados mucho antes. Su trabajo en Lucerna para desarrollar una base de datos geoespacial muestra la importancia de la visión a largo plazo y la innovación continua en cualquier campo.

En ese entonces, la propuesta de Widmann podía sonar a fantasía, sin embargo, él confiaba en su visión. Su bagaje no era menor: desde la década de los 90, había comenzado a capturar imágenes desde vehículos en movimiento para crear representaciones digitales exactas de las vías suizas. A pesar de que internet daba sus primeros pasos y los teléfonos móviles eran escasos, Widmann presagiaba que las pantallas transformarían el modo en que se accedía a los mapas.

A través de su compañía Endoxon, establecida a comienzos del milenio, avanzó un paso más allá, fusionando fotografías globales con componentes de mapas convencionales para lograr una interpretación intuitiva, incluso para aquellos sin conocimientos previos. Widmann apostaba a que ese sería el porvenir de la cartografía. Y su predicción fue acertada.

Suiza, el semillero de una iniciativa pionera

Por su reducido territorio y su rica herencia cartográfica, Suiza se erigía como el escenario ideal para explorar el potencial de un proyecto tan ambicioso. “Nos adelantamos al resto del mundo al contar con mapas y fotografías aéreas de alta precisión a nivel nacional”, señala Widmann. Además, el país disponía de un sistema de geolocalización sumamente exacto. Durante la década de los noventa, el servicio postal suizo había completado la digitalización de todas las direcciones nacionales, un proyecto en el que Widmann tuvo un papel destacado.

El desafío radicaba en obtener datos de las imágenes con la suficiente precisión para adiestrar sistemas informáticos capaces de identificar características del terreno. “Nuestro objetivo era desarrollar algoritmos que pudieran indicarnos: ‘Mira, aquí hay una calle, aquí una tienda, aquí un edificio'”, no solo en Suiza, sino a escala global, comenta Widmann.

Para lograrlo, era necesario invertir en una gran cantidad de bases de datos y servidores de alto rendimiento, lo cual implicaba una inversión significativa de capital. Estos eran los primeros pasos de lo que sería un proyecto tremendamente ambicioso y visionario, que más adelante se conocería como Google Maps.

Samuel Widmann, cartografía, Suiza, Google Maps, Endoxon, Lucerna
Samuel Windman en el planetario de Hamburgo durante la presentación de una nueva versión de Google Earth en 2007.

La historia de Google Maps comienza con la unión de dos daneses y un suizo

En 2004, Google, con sede en California, había inaugurado una oficina en Suiza, empleando a un grupo selecto de trabajadores. Durante ese periodo, el coloso de la red estaba en pleno proceso de adquisiciones clave, buscando construir el servicio geográfico más completo de la internet. Entre estas adquisiciones se encontraba la empresa emergente de los hermanos daneses Lars y Jens Rasmussen, quienes habían creado una aplicación web que ofrecía mapas interactivos, con funciones de búsqueda y navegación.

El objetivo de Google era complementar los mapas con datos que usualmente no se incluyen, como nombres y ubicaciones de establecimientos comerciales próximos al área de interés. Los hermanos Rasmussen, al frente de este proyecto, se percataron del valor añadido de Endoxon y establecieron contacto con Widmann. “Era extraordinario… su trabajo superaba con creces cualquier otra cosa existente”, expresó Lars Rasmussen en una entrevista con BBC en 2022, admitiendo la superioridad comercial de Endoxon frente a Google.

Según Rasmussen, el motivo por el cual Endoxon no había captado mayor atención era su ubicación en Suiza, lejos del ecosistema empresarial estadounidense, y porque no formaba parte del conglomerado de Google. Finalmente, en 2006, Google adquirió Endoxon y Widmann pasó a formar parte del gigante tecnológico, liderando el equipo de Google Maps en Zúrich por casi una década y media.

Orgullo cartográfico suizo: una tradición de precisión

Para Widmann, era inimaginable que Google estuviera interesado en invertir una suma considerable en su modesta firma alpina. Aunque el monto exacto permanece en reserva, se habla de cifras millonarias. En su tierra natal, el verdadero valor de su empresa había pasado inadvertido; más aún, su uso de fotografías aéreas para la cartografía incluso le había generado conflictos. “No éramos exactamente queridos por las autoridades suizas. Nos señalaron como si quisiéramos menoscabar el prestigio de la cartografía nacional”, recuerda Widmann, quien incluso enfrentó acciones legales.

Sin embargo, el exitoso empresario no alberga resentimientos. Comprende que la reacción era previsible, dada la veneración suiza por su legado cartográfico. La destreza de los cartógrafos suizos en capturar cada detalle del paisaje, desde las rocas hasta las elevaciones más altas, es reconocida mundialmente. Desde la década de 1960, Suiza ha sido responsable de crear mapas de lugares emblemáticos como el Monte Denali, el pico más alto de Norteamérica, el Gran Cañón y el Monte Everest.

La técnica de sombreado suiza, única en su género, otorgaba a las formaciones rocosas una apariencia tridimensional en el papel. “La manera en que Suiza representaba las rocas y montañas era tan detallada que permitía a cualquier lector del mapa comprenderlas de manera instintiva”, sostiene el historiador Felix Frey, empleado de la Oficina Federal de Topografía (Bundesamt für Landestopografie), swisstopo.

Samuel Widmann, cartografía, Suiza, Google Maps, Endoxon, Lucerna
Un auto de Google sacando fotos para “armar” el “Street View”.

La influencia de Google en la cartografía suiza es evidente

Por casi dos siglos, swisstopo ha sido un referente en la cartografía. Henri Dufour, su fundador y homónimo del pico más elevado de Suiza, fue fundamental en la evolución de la cartografía contemporánea. A mediados del siglo XIX, Dufour creó el primer mapa exhaustivo de la Confederación Helvética.

Google valora este legado y no esconde su conexión con Suiza. No obstante, en la actualidad, es Google quien parece marcar la pauta en los mapas de swisstopo, según Christoph Streit, director de cartografía de la Oficina Topográfica Suiza. Los mapas de swisstopo, al igual que los de Google, se enfocan progresivamente en ser interactivos, incorporando datos como horarios de transporte público.

Streit señala que la cartografía interactiva no nació en las entidades cartográficas nacionales, sino en corporaciones tecnológicas como Google o Apple. Para swisstopo, clicar en un mapa para acceder a datos adicionales no es la meta principal; su foco sigue siendo la representación precisa de la topografía.

Para Google, los mapas son parte de una estrategia comercial que busca la interacción del usuario. Streit opina que los usuarios de Google posiblemente tienen menos interés en analizar un mapa o una región, y más en conocer detalles prácticos como la disponibilidad de un restaurante o la existencia de tráfico.

Es por esto que Google Maps es más eficiente en áreas urbanas de interés económico que en zonas rurales. Swisstopo, con su mandato estatal, garantiza la calidad de sus geodatos y mapas en todo el territorio, sin considerar el atractivo comercial. Streit recalca que esto no implica una competencia directa con Google. “No buscamos, ni es nuestro propósito, competir con Google. Nuestros servicios son distintos y persiguen fines diferentes”, concluye.

Samuel Widmann, cartografía, Suiza, Google Maps, Endoxon, Lucerna
Google Maps y las demás aplicaciones de cartografía modificaron nuestra vida cotidiana para siempre.

Samuel Widmann: “Google Maps se ha vuelto indispensable”

La era digital ha colocado a los mapas en el centro de nuestra cotidianidad, y Google ha sabido capitalizar esta realidad. “Google selecciona lo que muestra en sus mapas no basándose en la relevancia para el usuario, sino en lo beneficioso que resulta para su modelo de negocio”, sostiene Lorenz Hurni, quien dirige el Instituto de Cartografía y Geoinformación en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Eidgenössische Technische Hochschule ZürichETHZ), destacando el uso de datos personales en este proceso.

Hurni también apunta a que las fotografías aéreas introducen una capa de incertidumbre en los mapas, ya que ciertos elementos geográficos pueden quedar ocultos tras barreras naturales o construidas.

La posición dominante de Google en el mercado es tal que otras compañías encuentran arduo competir, bordeando un monopolio, según Simon Poole de OpenStreetMap, a menudo descrita como la ‘Wikipedia’ de la cartografía. “La fusión de Google como líder en búsquedas en línea y servicios geográficos representa un riesgo”, advierte Poole, subrayando la preocupación por la extensa recolección y seguimiento de información de los usuarios por parte de Google.

Por otro lado, Widmann, cuyo proyecto inicial se transformó en un modelo de negocio que algunos consideran “riesgoso”, no se muestra preocupado. Confía en el compromiso de Google con la privacidad y los intereses de los usuarios, mostrándose más inquieto por otros competidores que alcanzan a Maps sin adherirse a los mismos estándares éticos. Según él, el éxito de Google radica en su capacidad para reflejar el mundo real.

“Google Maps se ha vuelto indispensable”, declara el empresario, quien mantiene un fuerte vínculo con la empresa que marcó un antes y después en su vida. Y no está solo en ese sentir.

Ahora como inversor, y aunque ya no está directamente vinculado a Google, Widmann sigue persiguiendo ideas prometedoras. Proyecta que el gran desafío de las próximas décadas será el desarrollo de mapas de alta precisión y resolución global, que se integrarán en los sistemas de vehículos autónomos. “Esa será la próxima gran revolución”, anticipa.

Te puede interesar

Las consecuencias del reconocimiento de Palestina

El reciente movimiento de Irlanda, Noruega y España para reconocer a Palestina como estado ...
28 de mayo de 2024

El camino de Suiza hacia la movilidad sostenible

Zermatt se destaca como un faro de movilidad eléctrica. Sus calles cerradas al tráfico de ...
28 de mayo de 2024

Estrellas de la música y el cine se ponen en campaña contra la inteligencia artificial

Más de 200 iconos de la música, incluyendo estrellas como Billie Eilish, Stevie Wonder y Nicki ...
28 de mayo de 2024

Macron: “Europa está en una encrucijada y en un momento inédito de su historia”

Ante una multitud de personas en Dresde, el presidente francés, Emmanuel Macron, instó a la ...
28 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)