jueves, 4 de julio de 2024

Buenos Aires (AT) – Una decisión del Tribunal Federal de Justicia de Alemania que negó a Katjes, fabricante de golosinas, llamar a sus gomas de fruta “climáticamente neutrales” tendrá repercusiones en la publicidad y etiquetado de alimentos, según expertos de la industria consultados por Just Food.

El Bundesgerichtshof (BGH), al referirse a un anuncio de 2021 de gomas de fruta en la revista comercial del sector alimentario Lebensmittelzeitung, determinó que las empresas no pueden promocionar sus productos como amigables con el clima sin justificar el porqué. Simplemente mostrar una dirección web y un código QR que enlaza al socio de Katjes, ClimatePartner, que detalla el apoyo del fabricante de caramelos a proyectos de protección climática, no fue suficiente según el tribunal.

“Las empresas podrían encontrarse en la necesidad de verificar y fundamentar más rigurosamente sus afirmaciones relacionadas con el medio ambiente y el clima para evitar desafíos legales”, comentó Stefanie Sabet, directora general de BVE, la federación de industrias de alimentos y bebidas de Alemania.

Katjes, golosinas
Deliciosas gomas de fruta Katjes, objeto de controversia legal por su etiqueta climáticamente neutrales.

“Esto podría resultar en costos adicionales y ajustes operativos, dado que los estándares de prueba requeridos podrían volverse más rigurosos y complejos”.

Además, términos similares como “neutral en CO2”, “eco-amigable” o “ahorro de recursos” también podrían verse afectados, señaló Sabet. Las empresas solo podrían usarlos “si pueden proporcionar evidencia clara y una metodología transparente que respalde el estado reclamado”.

Sin embargo, Sabet mencionó que sin regulaciones claras a nivel de la UE sobre afirmaciones verdes (que aún están siendo discutidas por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la UE), “existe cierta incertidumbre sobre los métodos específicos y los sistemas de prueba que deben cumplirse”.

Etiquetado ecológico de la UE

golosinas
La sentencia destaca la necesidad de una justificación clara y sustancial detrás de las afirmaciones ambientales.

El etiquetado ecológico de la UE, o la etiqueta ecológica de la UE, es un sistema voluntario que permite a los productos que cumplen con estrictos criterios ambientales recibir una etiqueta que los distingue en el mercado. Esta etiqueta es reconocida en todos los estados miembros de la UE y garantiza a los consumidores que el producto cumple con altos estándares ambientales a lo largo de su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas hasta su disposición final.

Además de las directrices europeas, muchos estados miembros de la UE tienen regulaciones nacionales específicas que complementan las normativas comunitarias. Por ejemplo, Francia ha implementado leyes que prohíben el greenwashing y exigen que las empresas demuestren la veracidad de sus afirmaciones ambientales. A nivel internacional, la Norma ISO 14021 proporciona directrices globales para la autorregulación de afirmaciones ambientales en etiquetas y declaraciones.

Varias empresas europeas han adoptado prácticas ejemplares en la publicidad ambiental para cumplir con las regulaciones vigentes y ganar la confianza de los consumidores. Por ejemplo, algunas marcas utilizan etiquetas ecológicas reconocidas para destacar el cumplimiento con estándares ambientales rigurosos, mientras que otras han lanzado campañas educativas que informan a los consumidores sobre la huella ambiental de sus productos.

Katjes: la marca revolucionaria de golosinas

Katjes, golosinas
El Tribunal Federal de Justicia de Alemania emitió un fallo crucial sobre las etiquetas ambientales en el caso de Katjes.

Katjes, fundada en Alemania en 1950, se distinguió no solo por sus golosinas deliciosas, sino también por su ética empresarial y su dedicación a la responsabilidad social y ambiental. Desde sus inicios, la compañía se destacó por su enfoque en la innovación y la calidad de sus productos. El nombre “Katjes” proviene del bajo alemán y significa “gatitos”, reflejando la forma distintiva de sus primeros productos de gelatina.

Una de las características más distintivas de Katjes es su amplia gama de golosinas que van más allá de lo convencional. Sus productos incluyen desde las clásicas gomitas de formas únicas hasta opciones veganas y sin gelatina, que se han vuelto cada vez más populares entre los consumidores conscientes de la salud y del medio ambiente.

Entre los productos más conocidos de Katjes se encuentran:

  • Katjes Fruchtgummi: Gomitas de frutas con formas y sabores únicos.
  • Yoghurt-Gums: Golosinas con sabor a yogur.
  • Salzige Heringe: Golosinas con forma de arenque salado, un clásico divertido de la marca.

Katjes ha introducido opciones veganas y sin gelatina en su línea de productos para satisfacer las demandas de los consumidores preocupados por el bienestar animal y el medio ambiente.

A lo largo de los años, también demostró ser una marca innovadora que no tiene miedo de explorar nuevos sabores y formatos. Además de sus clásicas golosinas, la empresa lanzó productos como chocolates y caramelos, que amplían su oferta y atraen a una base de consumidores diversa y global.

Te puede interesar

Múnich inaugura su primer Biergarten sin alcohol

En un esfuerzo por adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y mejorar la imagen de la ciudad, ...
18 de julio de 2024

El Bunker St. Pauli: de refugio nazi a centro cultural verde

El Bunker St. Pauli, un símbolo de la historia de Hamburgo, fue renovado con EUR 100 millones para ...
17 de julio de 2024

Valle del Ahr: la investigación sobre la catástrofe natural que marcó Alemania

En estos días, se conmemora la devastadora ola de inundaciones en el valle del Ahr, en el oeste de ...
17 de julio de 2024

Angela Merkel: 70 años, entre la ciencia y la política

La versión alemana de la "canciller de hierro", Angela Merkel, cumple 70 años. Los homenajes de ...
17 de julio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)