miércoles, 15 de mayo de 2024

Buenos Aires (AT) – Algunas personas se apasionan por construir redes internacionales. Un caso ejemplar es el de la startup agriBORA, creada por Kizito Odhiambo. En Kenia, lugar de origen de Odhiambo, la agricultura es un factor clave en la economía. Muchas personas se ganan la vida como pequeños agricultores, y los alimentos que cultivan no solo alimentan a sus familias, sino que también les proporcionan una fuente de ingresos. Sus vidas y las de sus familias dependen de la agricultura.

Sin embargo, el cambio climático a veces causa fluctuaciones en las cosechas, poniendo en riesgo los medios de vida de los agricultores y amenazando la seguridad alimentaria. Después de terminar la escuela en Kenia, Odhiambo decidió realizar un año de servicio voluntario en una institución para niños y jóvenes con dificultades de aprendizaje en el norte de Alemania. “La institución estaba feliz de tenerme, pero yo tenía otro plan”, recuerda. “Quería construir autos y, como Alemania es famosa por su industria automotriz, decidí estudiar ingeniería en Darmstadt”.

Durante sus estudios tuvo un trabajo a tiempo parcial en el fabricante de automóviles Opel. Enviaba parte de su salario a su madre en Kenia, quien estaba desarrollando su negocio como pequeña agricultora cerca del lago Victoria y usaba el dinero para comprar semillas y fertilizantes.

Kizito Odhiambo
Kizito Odhiambo en su oficina en Darmstadt

“Cuando la visité, noté cuánto podía mejorar y cuánto podía aumentar sus ganancias. Ahí estaba saliendo a relucir el ingeniero en mí”, dice Odhiambo en una entrevista con deutschland.de. Se dio cuenta de que si su madre y otros pequeños agricultores podían acceder a datos meteorológicos, también podrían planificar sus siembras y cosechas en consecuencia. También identificó un modelo de negocio. Su idea era proporcionar información a los pequeños agricultores a través de mensajes de texto y cobrar una pequeña tarifa por el servicio.

“A mi madre le gustó la idea y organizamos una reunión con otros pequeños agricultores. Uno de ellos se levantó de repente y dijo que le gustaba la idea, pero que nunca pagaría por información”.

Plataforma fintech para el sector agrícola

Ese pequeño agricultor necesitaba el dinero para comprar semillas, y también necesitaba que alguien comprara su cosecha. “Su nombre era Clementine. Incluso hoy todavía estoy agradecido por su objeción, ya que sembró la semilla de la idea de negocio que surgió más tarde“, dice Odhiambo.

“Se trata de mucho más que información meteorológica confiable. Deben existir estructuras para que los pequeños agricultores se conecten entre sí, con personas que venden semillas o fertilizantes, y especialmente con personas que compren sus cosechas”, explica. También destaca que si alguien quiere ganarse la vida con la agricultura, generalmente necesita una pequeña cantidad de capital para empezar. Sin embargo, explica que los bancos a veces son reacios a proporcionar microcréditos a los pequeños agricultores. “Una razón para eso es que carecen de información y detalles sobre el posible prestatario”, dice Odhiambo.

app agriBORA
La app agriBORA

El nombre “agriBORA” es una combinación de la palabra griega “agros”, que significa “campo”, y la palabra suajili “bora”, que significa “mejor”. La startup está ayudando a proporcionar una mayor seguridad en el cultivo de cultivos y a proteger los ingresos de las personas. La startup conecta a los pequeños agricultores a través de una plataforma y proporciona información y pronósticos del tiempo. Esto permite a los usuarios identificar el mejor momento para sembrar y cosechar.

Para eso, agriBORA utiliza datos de los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA). El Centro Europeo de Operaciones Espaciales está muy cerca de la oficina de Kizito Odhiambo en Darmstadt. “La ESA es un financiador importante de agriBORA”, dice Odhiambo. “Ya estamos en nuestra tercera ronda de financiamiento y recibimos apoyo de la Agencia Espacial Europea. También contamos con el respaldo de inversores alemanes.”

Préstamos iniciales

Odhiambo recuerda a George, un hombre que, como su madre, vive junto al lago Victoria. “George quería abrir una tienda para vender productos a los pequeños agricultores: herramientas, semillas, fertilizantes y demás. Pero le faltaba el capital inicial para amueblar su tienda y comprar existencias”. En casos como el de George, agriBORA proporciona préstamos por valor de EUR300. Esto permitió a George abrir su tienda y ahora usa agriBORA para informar a sus clientes sobre lo que ofrece. Pequeños agricultores como Clementine compran en su tienda, siembran sus semillas cuando el clima es favorable. Luego cosechan en el momento adecuado y venden sus cosechas a George, quien a su vez vende los productos en su negocio.

Kizito Odhiambo, Kenia, agricultores
Odhjambo ayudar a agricultores de Kenia

“Personas como George y Clementine pueden usar nuestra plataforma para registrar sus compras. Esto crea transparencia y puede ser importante al solicitar préstamos más grandes en un banco”, explica Odhiambo. Más de 12.000 personas se registraron en agriBORA hasta ahora, y el 60% de ellas son mujeres.

Mejorando el acceso a los alimentos en todo el mundo

Lo que comenzó como una idea de negocio se convirtió en una pequeña startup en unos pocos años. agriBORA ahora emplea a 20 empleados permanentes en Alemania y Kenia. Junto al director general Kizito Odhiambo, cuatro personas trabajan en Alemania. “Principalmente se dedican a la gestión de datos y al software. Nuestros empleados en Kenia trabajan principalmente en ventas y desarrollo comercial”, explica Odhiambo.

El emprender ahora vive en Alemania con su esposa e hijos y viaja regularmente a Kenia. “Culturalmente, me muevo entre dos mundos diferentes, y a veces eso no es tan fácil. Sin embargo, en el trabajo puedo ver que nos complementamos mutuamente en nuestro equipo, y creo que debería haber muchas más asociaciones como la nuestra a nivel de empresas”, dice. También le gustaría ver que su idea de negocio eche raíces en otros países de África. “Creo firmemente que África puede alimentarse a sí misma. De hecho, creo que África puede alimentar al mundo. El continente tiene todo lo que necesita para eso”.

Odhiambo y su esposa solían tener un jardín en Darmstadt, pero la familia lo dejó hace algún tiempo. “No soy el tipo de persona que disfruta viendo crecer las plantas. Quiero ver tecnología en todas partes, optimizando todo. Quiero ver sensores, por ejemplo, que muestren la temperatura y la demanda de agua”, dice. Para Kizito Odhiambo, la alegría de la jardinería proviene de ver prosperar los cultivos de otras personas.

Te puede interesar

Las consecuencias del reconocimiento de Palestina

El reciente movimiento de Irlanda, Noruega y España para reconocer a Palestina como estado ...
28 de mayo de 2024

El camino de Suiza hacia la movilidad sostenible

Zermatt se destaca como un faro de movilidad eléctrica. Sus calles cerradas al tráfico de ...
28 de mayo de 2024

Estrellas de la música y el cine se ponen en campaña contra la inteligencia artificial

Más de 200 iconos de la música, incluyendo estrellas como Billie Eilish, Stevie Wonder y Nicki ...
28 de mayo de 2024

Macron: “Europa está en una encrucijada y en un momento inédito de su historia”

Ante una multitud de personas en Dresde, el presidente francés, Emmanuel Macron, instó a la ...
28 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)