sábado, 13 de enero de 2024

Buenos Aires – Las informaciones sobre una reunión entre activistas de derechas y políticos del partido Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland – AfD) en Potsdam para analizar ideas sobre cómo expulsar a inmigrantes y sus descendientes de Alemania avivaron el debate sobre cómo tratar a este partido ultraderechista con representación parlamentaria.

Entre los demás partidos políticos y expertos en derecho político se desató un debate sobre la pertinencia y conveniencia de iniciar acciones para prohibir la AfD por violar normas constitucionales.

En opinión de Stephan Kramer, jefe de la Oficina para la Protección de la Constitución del estado federado de Thüringen, un procedimiento de prohibición solo es el “último recurso” para tratar con el partido. El líder de la conservadora Unión Demócrata Cristiana (CDU), Friedrich Merz, también se pronunció claramente en contra de un procedimiento de prohibición.

El vicecanciller Robert Habeck, de Los Verdes, por su parte, dijo el jueves al margen de su viaje a Israel que consideraba necesario reunir pruebas contra la AfD, analizando declaraciones, personas y organizaciones como para poder entablar un procedimiento judicial y actuar en consecuencia. “Creo que es necesario”, declaró Habeck a la emisora RTL/ntv.

La ministra de Medio Ambiente, Steffi Lemke, también de Los Verdes, se mostró muy preocupada por las “fantasías subversivas” expresadas en colaboración con miembros de un partido que tiene representación en el Bundestag (Parlamento) y en los parlamentos de los estados federados. “En vista de la grave situación de amenaza que se ha puesto ahora de manifiesto, creo que la persecución penal debe tener prioridad”, declaró Lemke al grupo de medios “Neue Berliner Redaktionsgesellschaft”.

El medio de periodismo investigativo “Correctiv” fue el primero en informar de la reunión de Potsdam en noviembre. Entre los participantes había varios políticos de la AfD, entre ellos Roland Hartwig, asesor de la líder del partido y del grupo parlamentario, Alice Weidel.

AfD, Alemania, derecha, partido, prohibición
El partido AfD tiene serias posibilidades de gobernar Alemania.

“Correctiv” también nombró a varios miembros de la agrupación Werteunion. Esta organización fue durante mucho tiempo cercana a la CDU y su aliada Unión Social Cristiana (CSU), pero no es un grupo integrado a las formaciones partidarias. Se la considera especialmente conservadora y ha sido duramente crítica con la línea de la CDU de la excanciller Angela Merkel.

El orador en la reunión de Potsdam fue Martin Sellner, durante mucho tiempo jefe del movimiento identitario de extrema derecha en Austria. Según sus propias declaraciones, habló de cómo se podría persuadir a más extranjeros e incluso a personas con pasaporte alemán para que abandonen Alemania y cómo se podría obligar a las personas con antecedentes de inmigración a asimilarse.

Merz declaró al periódico “Rhein-Neckar-Zeitung” que no se debe ayudar a la AfD a presentarse como víctima en el contexto de un procedimiento de prohibición. “Quien quiera hacer aún más fuerte a la AfD, que hable durante mucho tiempo de un procedimiento de prohibición”.

El líder de la CDU subrayó que es importante luchar contra la AfD con medios políticos y no jurídicos. “Tenemos que enfrentarnos a este partido en términos de contenido porque no tiene respuestas realistas en ninguna parte”, dijo Merz al medio “Table.Media”.

Sin embargo, el ministro del Interior del estado federado de Baden-Württemberg, Thomas Strobl, también de la CDU, no descarta un procedimiento de prohibición. “Si la Oficina para la Protección de la Constitución y las autoridades de seguridad ven aquí pruebas suficientes para un procedimiento de prohibición, entonces habrá que responder a la pregunta de prohibir el partido”, dijo Strobl a la radio SWR.

La ministra del Interior, la socialdemócrata Nancy Faeser, pidió a la CDU que se distancie claramente de la derecha. “La dirección de la CDU podría ser mucho más clara en este punto. No debe permitirse que continúe la progresiva normalización de la política inhumana y antidemocrática de la extrema derecha”, declaró Faeser al diario “Frankfurter Rundschau”.

Merz, por su parte, subrayó que no habría cooperación entre su partido y la AfD. Cuando se le preguntó si estaba seguro de que ninguna organización regional de la CDU toleraría un gobierno en minoría de la AfD en un estado federado, Merz declaró al diario “Rhein-Neckar-Zeitung”: “Tenemos una decisión clara al respecto, que reafirmaremos este fin de semana en la reunión a puerta cerrada de la ejecutiva federal: no habrá cooperación entre la CDU y la AfD”.

(AT / dpa)

Te puede interesar

Suiza busca transformar la industria con su café sostenible

En un mundo donde la sostenibilidad es clave, la industria cafetera suiza enfrenta desafíos para ...
10 de junio de 2024

Sánchez Rico: “Tenemos 800 empresas europeas interesadas en este país”

Amador Sánchez Rico es el embajador de la Unión Europea en la Argentina. Con motivo de las ...
9 de junio de 2024
Flavio CannillaPor

Cómo pasamos del Indice Big Mac a la “McFlación”

Entre la nostalgia y la indignación, los consumidores globales enfrentan la nueva realidad de ...
8 de junio de 2024

La elección del auto: una cuestión de Estado

Cuando se trata del tamaño, los autos eléctricos y de combustión comparten una tendencia: suelen ...
6 de junio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)