martes, 19 de marzo de 2024

Buenos Aires (AT) – La disputa en torno al jefe del equipo de Fórmula 1, Christian Horner, pone un manto de sospechas sobre todo el conglomerado Red Bull. A Horner se lo acusa de comportarse inapropiadamente con una colaboradora cercana. Sin embargo, detrás del escándalo hay una lucha de poder. Se trata principalmente del dominio dentro del imperio Red Bull, con el principal accionista tailandés por un lado, y por el otro el accionista minoritario austriaco junto con sus representantes.

Se dice que la sede central en Salzburgo quería destituir a Horner, según un informe del “Salzburger Nachrichten” (SN). El principal propietario tailandés, bajo el liderazgo de Chalerm Yoovidhya, lo habría impedido. Se comenta que Chalerm era un habitual en la Fórmula 1. Actualmente, la gerencia, según “SN”, está tratando de persuadir a los tailandeses.

Chalerm Yoovidhya es un aficionado a la Fórmula 1, y quiere tener voz y voto en el sector. Después de la muerte de Mateschitz, no fue la familia tailandesa de industriales Yoovidhya, que posee el 51 por ciento de las acciones del conglomerado multimillonario, la que nombró al nuevo jefe del vasto imperio de latas de bebidas energéticas, medios de comunicación, bienes raíces, fútbol, Fórmula 1 y deportes extremos.

Un equipo de tres gerentes compartió la silla vacante. El trío está compuesto por Franz Watzlawick (CEO de Beverage Business), Alexander Kirchmayr (CFO) y Oliver Mintzlaff (CEO de Corporate Projects e Inversiones). El hijo de Mateschitz, Mark, declaró en ese momento que se limitaría al papel de accionista. Se decidirá, a más tardar, el próximo año si se renovarán los contratos de los tres gerentes.

En el informe de SN, se menciona que Mintzlaff, director ejecutivo responsable de inversiones, tiene la tarea de sanear económicamente las subsidiarias. Según esto, se cuestionarán y reducirán los altos subsidios. En cuanto a las ventas, están en auge. El ingreso supera los diez mil millones de euros, con una ganancia operativa de más de dos mil millones. Sin embargo, en el mercado estadounidense, el escándalo también amenaza las ventas.

Cómo es el caso Horner

La mujer que había acusado a Horner de comportamiento inapropiado ya presentó una queja oficial al organismo rector de la Fórmula 1. Horner fue absuelto de las acusaciones después de una investigación interna realizada por su empleador, quien luego suspendió al empleado no identificado con sueldo completo.

La investigación fue llevada a cabo por una firma externa, pero el empleado ha escalado las cosas yendo a la FIA. Según informa la BBC Sport, se presentó una queja oficial ante el comité de ética de la organización.

Horner siempre negó las acusaciones en su contra y pasó el inicio de la temporada de F1 de 2024 animando a la gente a seguir adelante. La FIA dijo en un comunicado: “En la FIA, las investigaciones y quejas son recibidas y gestionadas por el Oficial de Cumplimiento y el Comité de Ética cuando sea apropiado. Ambos órganos operan de manera autónoma, garantizando estricta confidencialidad durante todo el proceso. En consecuencia, y en general, no podemos confirmar la recepción de ninguna queja específica y es poco probable que podamos proporcionar más comentarios sobre las quejas que podamos recibir de cualquier parte”.

Se informa que la queja es la tercera presentada al comité de ética de la FIA después de dos presentadas por denunciantes. Un portavoz de Red Bull le dijo a la BBC Sport que no estaban al tanto de la nueva queja y que no querían hacer comentarios. Mirror Sport entiende que Horner ha recibido más apoyo de Red Bull después del escándalo.

La compañía austriaca está detrás del hombre de 50 años y estaría lista para dejar ir a Max Verstappen si se vieran obligados a elegir entre los dos. El padre de Max, Jos Verstappen, ha pedido públicamente que Horner sea reemplazado, pero esta semana se mantuvieron conversaciones en un intento de solucionar las cosas y seguir adelante.

Red Bull está ansioso por presentar un frente unido y enfocar sus esfuerzos en vencer una vez más a Mercedes y Ferrari. Hablando a principios de este mes, Horner dijo: “Obviamente ha habido mucha cobertura en torno a esto, pero uno tiene que volver a la base de que se planteó una queja, se investigó completamente y se desestimó. A partir de ahí seguimos adelante. Creo que se ha hecho mucho de esto. Obviamente ha sido de gran interés en diferentes elementos de los medios de comunicación por diferentes razones. Creo que ahora es el momento de mirar hacia adelante y ponerle fin. Estamos aquí para correr, estamos aquí como equipo de Fórmula 1, y el momento ahora es enfocarse en lo que está ocurriendo en la pista y el rendimiento de los autos y los pilotos, donde debería estar la atención durante el transcurso de un fin de semana de Gran Premio”.

Te puede interesar

El Ministro de Economía de Austria inauguró el mayor aserradero de la Argentina

El ministro de Economía de Austria, Martín Kocher, visitó la Argentina por los 75 años de la ...
20 de abril de 2024

Rewe inaugura su primer supermercado 100% vegano

Con una amplia variedad de productos y una ubicación estratégica, la nueva tienda apunta a ...
17 de abril de 2024

Alfa Romeo: ¿nuevo nombre por presiones políticas?

Alfa Romeo se fundó en Milán. Su primer modelo eléctrico iba a llevar el nombre de la metrópoli ...
17 de abril de 2024

BMW gana la carrera contra Mercedes-Benz, Volkswagen y Porsche

Los modelos eléctricos, los problemas en la cadena suministros y la recuperación del mercado de ...
11 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)