miércoles, 17 de abril de 2024

Buenos Aires (AT) – La paternidad de la mahonesa o mayonesa es un tema de debate entre dos potencias culinarias: Francia y España. Algunos argumentan que fue el chef personal del Duque de Richeleu quien, durante la invasión a Mahón (hoy conocida como Menorca), la inventó utilizando ingredientes de la región. Por otro lado, hay quienes sostienen que la salsa ya era parte de la tradición local y que los franceses simplemente se apropiaron tanto de la isla como de su receta.

La controversia sobre su verdadero origen continúa vigente hasta nuestros días. Lo que ha quedado fuera de discusión es quien transformó la mayonesa en un producto de venta masivo: Richard Hellmann, un inmigrante alemán en su tienda de Nueva York hace casi 120 años.

La mayonesa llega a América

Después de conquistar Francia, la mayonesa se extendió a Inglaterra y Alemania y, finalmente, cruzó el Atlántico para llegar a Estados Unidos. En 1838, uno de los restaurantes más elegantes de Manhattan, Delmonico’s, ofrecía a sus adinerados clientes pollo o langosta bañados en mayonesa.

A finales del siglo XIX, los cocineros caseros siguieron los pasos de aquel anónimo chef francés o español. Durante años, la gente elaboró en sus cocinas lotes de mayonesa con aceite, vinagre y huevos para transformar los huevos en huevos endiablados, las patatas en ensalada de patatas y mejorar los sándwiches de las fiambreras de todo el mundo.

Los primeros años de Richard Hellmann

Richard Hellmann, oriundo de Vetschau, una pintoresca localidad situada al sur de Berlín, comenzó su andadura en el mundo alimentario desde muy temprana edad. Su primer contacto con este sector fue como aprendiz en un mercado de su Alemania natal, donde poco a poco fue sumergiéndose en el universo de la cocina. Con el afán de profundizar en el arte culinario, emprendió viajes formativos por Londres y París, ciudades que le permitieron enriquecer su experiencia y forjar su carrera profesional. En 1903, una oportunidad laboral le abrió las puertas a la vibrante ciudad de Nueva York.

Mayonesa, Richard Hellmann, Nueva York, Alemania, Francia, España, delicatessen
Richard Hellmann llevó la mayonesa envasada a las cocinas de todo el mundo.

Unión y emprendimiento

El destino de Hellmann tomó un giro decisivo en 1904 cuando contrajo matrimonio con Margaret Vossberg, una conocida de su tierra natal. Los padres de Margaret poseían varias tiendas de delicatesen en la metrópoli neoyorquina, y Hellmann no tardó en involucrarse en el negocio familiar. Con visión y determinación, en 1905, el joven empresario alemán inauguró su propio establecimiento de delicatesen en la avenida Columbus, en el Upper West Side de Manhattan. Allí, ofrecía una selección de sus mejores creaciones culinarias, muchas de las cuales se destacaban por estar aderezadas con la mayonesa casera de su esposa Margaret.

El nacimiento de una marca

La mayonesa de Margaret no tardó en ganarse el favor del público, lo que llevó a Hellmann a comercializarla de manera independiente, envasándola en frascos bajo la marca Blue Ribbon. El distintivo moño azul que adornaba estos envases era un homenaje a los premios otorgados a los productos de excelencia en diversos certámenes, donde el listón azul simbolizaba la victoria. Este símbolo se ha mantenido a lo largo del tiempo como parte integral de la identidad de la mayonesa Hellmann’s.

Mayonesa, Richard Hellmann, Nueva York, Alemania, Francia, España, delicatessen
Un aviso publicitario de 1928 con la marca “Blue Ribbon”.

Expansión y competencia

El éxito rotundo de su salsa motivó a Hellmann a vender su tienda de delicatesen y dedicarse exclusivamente a la producción de mayonesa a través de su nueva empresa, Richard Hellmann Inc. Abrió una fábrica y organizó una flota de distribución para sus productos. Además, licenció su marca a un fabricante en Chicago, lo que amplió su presencia en otras ciudades estadounidenses.

Sin embargo, la competencia estaba al acecho. Best Foods había lanzado su propia mayonesa en 1924, y junto con la de Hellmann, se convirtieron en las favoritas del mercado estadounidense. A pesar de esto, Hellmann demostró ser un maestro en el arte de la promoción comercial, utilizando estrategias como pintar su nombre en los camiones de reparto, invertir en publicidad en medios impresos y publicar un libro de recetas para promover el uso de su mayonesa en una variedad de platos.

Fusión y legado

La historia dio un vuelco en 1927 cuando Postum Foods, propietaria de Best Foods, adquirió Hellmann’s. La empresa decidió dividir el mercado entre ambas marcas, unificando sus etiquetas pero manteniendo nombres distintos, comercializando una en el este y la otra en el oeste del país. Con el paso de las décadas, la compañía pasó a ser propiedad de CPC International, más tarde conocida como Bestfoods, y finalmente fue adquirida por Unilever en el año 2000.

Hellmann’s: una marca global

Durante los años 60, Hellmann’s se introdujo en el mercado europeo y en la década siguiente en Sudamérica. Richard Hellmann falleció en 1971 a la edad de 94 años, dejando tras de sí un legado que trascendió la mayonesa. Hoy en día, la marca Hellmann’s no solo es sinónimo de mayonesa de calidad, sino que también ha extendido su uso del apellido Hellmann para comercializar una variedad de aderezos, incluyendo kétchup, salsa golf y otras salsas de mesa, manteniendo viva la tradición y el espíritu innovador de su fundador.

Te puede interesar

Sellos de identidad: La Quinta Suiza celebra su legado en el mundo

En la conmemoración del 100º Congreso de la Organización de Suizos en el Extranjero, una nueva ...
18 de mayo de 2024

Puente de encuentros: el Día de Europa brilla en Puerto Madero

En una noche donde la diplomacia y la cultura se entrelazaron, el Yacht Club de Puerto Madero se ...
18 de mayo de 2024

Kulturfest 2024: Una invitación para “hacedores”

Kulturfest, la competencia académica que organizan el Club Alemán de Buenos Aires y Stiftung ...
12 de mayo de 2024

El centro de rehabilitación Los Pinos inauguró su nuevo Hospice de cuidados paliativos

Con la presencia de destacadas personalidades, el Centro de Rehabilitación y Residencia Los Pinos ...
6 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)