martes, 16 de enero de 2024

Buenos Aires (AT) – En el ámbito financiero, se emplean los términos “lavado verde” y “lavado social” para describir prácticas empresariales que incumplen compromisos de responsabilidad en áreas sociales y de gobernanza (conocidas como ASG). Estas prácticas pueden estar relacionadas con relaciones comerciales con terceros, inversiones en otras empresas y productos financieros ofrecidos a clientes.

Las empresas financieras suizas buscan evitar la imposición de legislación similar a la existente en la Unión Europea (UE). Sin embargo, las ONG y grupos de presión dudan de que los bancos establezcan normas efectivas de financiación sostenible de manera autónoma. Según RepRisk, una empresa suiza de datos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), los casos de “lavado verde” aumentaron un 70% en el sector financiero durante 2022.

lavado verde, suiza, sistema financiero, finanzas, bancos, aseguradoras
El sistema bancario suizo en la mira. (Foto: EFE)

Críticas a empresas financieras suizas y su compromiso con la sostenibilidad

Empresas financieras suizas, como el Banco Nacional de Suiza (BNS) y la aseguradora Swiss Re, han sido señaladas y criticadas por inversiones en actividades controvertidas. A pesar de las respuestas de revisión y compromiso con la sostenibilidad, persisten dudas sobre la efectividad de la autorregulación.

Brecha entre objetivos financieros y expectativas de sostenibilidad

Suiza aspira a liderar las finanzas sostenibles, impulsada por la creciente demanda de inversiones ASG. Sin embargo, existe una brecha entre los objetivos de rendimiento financiero y las expectativas de los clientes en términos de sostenibilidad.

Planes regulatorios y postura de la industria financiera

Los reguladores suizos planean implementar la “Puntuación climática suiza” en 2024, exigiendo a las grandes empresas, incluidos los bancos, detallar los riesgos financieros relacionados con el cambio climático. La advertencia del Ministerio de Economía sobre una nueva ley contra el “lavado verde” en 2024 ha sido respaldada por grupos de presión, pero la industria financiera aboga por la autorregulación para mantener su competitividad.

Debate sobre normas y regulaciones

El sector financiero suizo ha desarrollado el “Código de Gestión Suizo” para demostrar su compromiso con la transparencia y la resolución de conflictos. Sin embargo, los críticos piden normas más estrictas y basadas en principios, lo que ha llevado a la industria a presionar por regulaciones menos restrictivas.

Impacto en las inversiones sostenibles y riesgos asociados

Las inversiones sostenibles experimentaron una disminución en 2023 debido a los pobres resultados del mercado y a una definición más estricta de inversiones sostenibles. El temor a ser avergonzadas por escándalos de “lavado verde” está llevando a algunas empresas a actuar con mayor precaución, pero también plantea el riesgo de desincentivar promesas ambiciosas de sostenibilidad.

lavado verde, suiza, sistema financiero, finanzas, bancos, aseguradoras
Departamento Federal de Finanzas suizo. (Foto wikipedia)

El proyecto de ley en Suiza para combatir el “lavado verde”

El Gobierno suizo está elaborando un proyecto de ley destinado a regular el fenómeno conocido como “lavado verde”. Según el Departamento Federal de Finanzas (Eidgenössisches Finanzdepartement – EFD), se espera que un borrador de esta legislación esté disponible para consulta pública a más tardar en agosto de 2024.

No obstante, el departamento de finanzas deja abierta la posibilidad de autorregulación por parte del sector financiero. En caso de que la industria proponga una forma eficaz de aplicar la posición del Gobierno mediante autorregulación, el Ministerio de Economía podría abstenerse de continuar con regulaciones adicionales.

En diciembre de 2022, el Gobierno federal expresó su intención de abordar el problema del “lavado verde” en el mercado financiero, encargando al Departamento de Finanzas la formación de un grupo de trabajo. Este grupo colaborará con otras agencias federales y grupos de interés para determinar cómo implementar las medidas.

La Asociación de Gestión de Activos, la Asociación Suiza de Banqueros y la Asociación Suiza de Seguros aplaudieron la decisión gubernamental y expresaron su rechazo inequívoco al “lavado verde” en todas sus formas, subrayando que las medidas de autorregulación ya se están implementando y continuarán avanzando.

Contrariamente, Greenpeace insiste en la necesidad de regulaciones gubernamentales para responsabilizar a todos los actores del centro financiero suizo y establecer derechos exigibles para los inversores. En un comunicado, la organización ecologista argumenta que solo a través de la regulación gubernamental se pueden garantizar estas responsabilidades y derechos.

Te puede interesar

Brand Finance: Nestlé pierde, pero sigue siendo la marca más valiosa

Cada año, la empresa de valoración de marcas Brand Finance pone a prueba a más de 5.000 de las ...
15 de julio de 2024

Encuesta Bertelsmann: las ganas de emprender vs. el temor a la incertidumbre

Las ganas de emprender crecen en Alemania. Un 40% de los jóvenes quieren crear su propia empresa, ...
15 de julio de 2024

E.ON y MAN desarrollan red de carga europea para camiones eléctricos

E.ON y el fabricante de camiones y autobuses MAN anunciaron el desarrollo de una red pública de ...
12 de julio de 2024

La IA despierta a los emprendedores alemanes de nueva generación

El ecosistema de innovación alemán toma impulso. En el primer semestre de 2024 se fundaron 1.384 ...
12 de julio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)