miércoles, 16 de agosto de 2023

Una joven argentina residente en Alemania, Agustina Fontana, ha revelado en un video viral de TikTok su hábito de recoger artículos descartados por sus vecinos en la calle, comparándolo con ir de compras. Fontana, quien vive en un pueblo cercano a Frankfurt, en el estado de Hesse, con su novio desde hace un año, compartió en Instagram que se mudó sin un objetivo específico en mente y ha estado documentando su vida diaria en las redes sociales.

En su reciente video, la joven indicó que se dedicaba al “cirujeo”, término utilizado en la Argentina para describir la recolección de objetos abandonados, pero que en Alemania se denomina “Sperrmüll”. Mostró diversos hallazgos, incluyendo electrodomésticos como un lavarropas, una pava eléctrica, una estufa y una tostadora en condiciones superiores a las de su propia casa. Fontana comentó que a veces verifica si los objetos aún funcionan y explicó que los vecinos suelen dejar un aviso si los artículos no operan correctamente.

Además de los electrodomésticos, Agustina y su novio encontraron una selección completa de muebles en buen estado durante su búsqueda. Ella expresó en sus redes su fascinación por los objetos incluso cuando no los necesitaba personalmente, y mencionó la tentación de llevarse cosas que le llamaban la atención.

En el video se aprecia cómo también se encuentran colchones en condiciones casi nuevas, libros y otros objetos diversos. Al final de su recorrido, mostró su adquisición más reciente: una aspiradora que encontró junto a los tachos de basura y que no pudo resistirse a llevar a casa.

Su video ha generado más de 165 mil vistas y casi 10 mil likes en TikTok. Los comentarios de los usuarios han sido variados, desde sorpresa por la cantidad de objetos descartados hasta la consideración de adoptar el hábito de recolección. Mientras algunos expresaron su envidia por la situación en Alemania, otros compartieron sus experiencias en otros lugares, donde no es común encontrar objetos en buen estado para recolectar.

Cabe resaltar la importancia de respetar el día asignado como Sperrmüll-Tag: dejar este tipo de objetos cualquier otro día en la vía pública es causa de multa.

De qué se trata el “Sperrmüll” y cómo funciona

El “Sperrmüll”, un término alemán que se traduce como “basura grande” o “desecho especial”, es mucho más que una simple forma de deshacerse de objetos no deseados. Es una tradición arraigada en la cultura alemana que promueve la reutilización, la generosidad y la sostenibilidad. Detrás de esta práctica aparentemente común, se esconde una lección para el mundo sobre cómo reevaluar nuestro enfoque hacia el consumo y el desperdicio.

El “Sperrmüll” es una forma única de gestión de residuos en Alemania. En lugar de simplemente arrojar objetos grandes y voluminosos en la basura o llevarlos a un vertedero, los alemanes los dejan en la vereda durante ciertos períodos designados. Una vez al mes se informa a través del sistema RRSS qué día se pueden dejar los objetos descartados.

Cabe resaltar la importancia de respetar el día asignado como Sperrmüll-Tag: dejar este tipo de objetos cualquier otro día en la vía pública es causa de multa. Los objetos pueden variar desde muebles hasta electrodomésticos, bicicletas y objetos decorativos. La idea es simple: si alguien más puede encontrar valor en estos objetos, son libres de llevárselos.

Mientras que en muchas partes del mundo, estos objetos serían considerados basura y descartados, en Alemania son vistos como oportunidades. La cultura del “Sperrmüll” refleja la idea de que lo que ya no es útil para una persona podría ser invaluable para otra. En lugar de contribuir a la acumulación de residuos en vertederos, la comunidad se involucra en un intercambio no oficial de bienes. Esto no solo promueve la reutilización, sino que también reduce la necesidad de producción y consumo excesivos.

El Sperrmüll también tiene un aspecto social significativo. Cuando las personas ponen objetos en la vereda, están compartiendo no solo sus posesiones no deseadas, sino también una parte de su vida con la comunidad. Vecinos y extraños pueden interactuar, detenerse y explorar los objetos dejados, lo que fomenta un sentido de comunidad y comunicación. Además, el acto de rescatar objetos del “Sperrmüll” puede generar una sensación de logro y gratitud por las pequeñas cosas de la vida.

Lecciones globales de sostenibilidad

La práctica del “Sperrmüll” tiene el potencial de inspirar al mundo en su lucha contra el desperdicio y la degradación ambiental. Muestra cómo una perspectiva más consciente sobre el consumo puede llevar a comunidades más sostenibles y solidarias. En lugar de adoptar un enfoque de “usar y tirar”, el “Sperrmüll” demuestra cómo podemos reevaluar lo que realmente necesitamos y encontrar formas de prolongar la vida útil de los objetos.

En última instancia, el Sperrmüll es un recordatorio de que el tesoro puede estar escondido incluso en lo que consideramos “basura”.

Etiquetas,
Te puede interesar

Lufthansa City Airlines: una nueva marca levanta vuelo en el cielo europeo

La última incorporación del Grupo Lufthansa está programada para despegar en el verano europeo ...
28 de febrero de 2024

Revolución cervecera: llega la primera cerveza en polvo

Una cervecería monástica en Alemania del Este anunció la creación de la primera cerveza en ...
27 de febrero de 2024

La Guerra del Chocolate: los artesanos italianos se enfrentan a un gigante suizo

Un enfrentamiento del tipo David y Goliat está sucediendo en la industria chocolatera europea. Los ...
26 de febrero de 2024

Resurge en Ginebra la Feria Internacional del Automóvil

Tras un receso de cinco años, el evento regresa con un enfoque más modesto pero lleno de ...
21 de febrero de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)