miércoles, 12 de junio de 2024

Buenos Aires (AT) – Es un ritual que para muchos aficionados al fútbol forma parte de cada gran torneo tanto como un “choripán” o un “paty” lo es de una visita a la cancha: durante semanas, se llevan al menos una de las bolsas azules cada vez que van al kiosco o los locales especializados, miran de cerca las figuritas coleccionables con las fotos de los jugadores… y se enfadan por los duplicados que casi siempre se incluyen a partir de la tercera o cuarta compra.

Thomas Weinfurtner también es un ávido coleccionista. Pero este año, el nivel de frustración va mucho más allá de los eternos duplicados. Weinfurtner se dio cuenta primero de que los jugadores de varias selecciones nacionales sólo aparecían en primeros planos de sus caras, faltaba la camiseta. Al pegar las fotos en el álbum de recortes, llegó la siguiente desilusión: también faltaban algunos jugadores conocidos. Manuel Neuer, Toni Kroos y Kylian Mbappé: ninguno de ellos aparece en el libro oficial de figuritas. En cambio, Oliver Kahn lo mira como si fuera 2002: “El álbum es una pura decepción”, dice Weinfurtner.

Coleccionar, intercambiar, pegar: eso es lo que generaciones de aficionados al fútbol asocian con el fabricante italiano Panini. Thomas Weinfurtner lleva 40 años coleccionando figuritas de Panini. “Mi madre me traía bolsas de las tiendas. Era una gran alegría”, recuerda en una entrevista con el semanario económico Wirtschaft Woche. “Los clasificaba, los pegaba e intercambiaba los dobles con los amigos”. Weinfurtner tiene su propia página web en la que ha catalogado su colección.

Sin embargo, las figuritas oficiales de la UEFA para la Eurocopa de Alemania de este año no son de Panini, sino de la empresa estadounidense Topps. Y las discrepancias que Weinfurtner ha observado en su colección de este año son el resultado de la creciente competencia entre ambas empresas en un mercado sorprendentemente complejo.

Figuritas, Panini, Topps, Tschutti 24, EURO 2024
La empresa estadounidense Topps comercializa las figuritas oficiales de la EURO 2024.

El ingreso de Topps en el mercado de las figuritas futboleras

El álbum de fútbol Panini más antiguo de la colección de Thomas Weinfurtner data de 1970 y es el primer álbum de coleccionista de figuritas de un Mundial de fútbol. En la página web de Weinfurtner también figura el primer álbum Panini de una Eurocopa, de 1980. Desde entonces, ha habido un álbum Panini de fútbol cada dos años para los grandes torneos. Hasta 2022, cuando el competidor estadounidense Topps firmó un acuerdo de licencia con la UEFA para la producción de figuritas, poniendo fin a la asociación de 42 años entre la UEFA y Panini.

Las figuritas Topps aún estaban disponibles en Estados Unidos en la década de 1930 como suplemento gratuito de los cigarrillos, y más tarde como chicle. En ellas aparecían principalmente jugadores de béisbol y héroes del oeste. En 1989, la empresa abrió una sede en Inglaterra y entró en el mercado del fútbol europeo en 1994. Topps compró inicialmente licencias para la Premiere League inglesa. En 2008, la empresa estadounidense obtuvo los derechos de licencia de la Liga Alemana de Fútbol (DFL) y, a partir de entonces, imprimió las figuritas de la Bundesliga.

Cómo surgió el curioso álbum para la UEFA

Desde entonces, Panini y Topps están enfrentados en el mercado del fútbol europeo. Sin licencias para las imágenes, no pueden imprimir figuritas. Topps tiene acuerdos de licencia con la DFL y la UEFA, Panini con la FIFA y la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

El problema: si la selección alemana participa en la Eurocopa, se crea toda una cadena de acuerdos de licencia que la UEFA tiene que recopilar para transmitirlos. Los clubes individuales ceden los derechos de imagen de los jugadores de su selección a la DFL, que a su vez cede los derechos de imagen a la DFB, que a su vez cede a la UEFA un derecho de explotación. A continuación, la UEFA concluye su propio acuerdo de licencia con Topps para utilizar las imágenes de los jugadores en el álbum de figuritas.

Sin embargo, Topps no puede imprimir la camiseta de la DFB porque no tiene derechos para hacerlo. Los tiene Panini. Sin embargo, no sólo falta la camiseta de la DFB en los figuritas de Topps, sino también jugadores individuales. Topps ha declarado: “Nos decepciona que falten algunos jugadores, pero esto se debe a que el antiguo socio de figuritas del torneo ha bloqueado ciertas partes de la colección en detrimento de los aficionados”.

Los jugadores estrella prefieren comercializarse

Severin Riemenschneider es abogado especializado en derechos de autor y derecho de los medios de comunicación y explica: “Por supuesto, los jugadores individuales pueden negociar los derechos de sus propias imágenes para explotarlas ellos mismos”. Los jugadores que gestionan sus propios derechos de imagen pueden hacer más negocio. La cadena de licencias se amplía entonces para incluir al jugador correspondiente.

Ronald Schäffer, que trabaja en Panini desde hace 25 años, también sabe que la concesión de licencias se ha vuelto más compleja. “En el pasado, los jugadores individuales no eran una marca como lo son hoy”. Esto se ha intensificado con las redes sociales.

La DFB sigue fiel a Panini

En mayo, Panini publicó un cuadernillo rival del de la Eurocopa de Topps llamado “Alemania y lo mejor de Europa 2024”. En el cuadernillo aparecen todos los jugadores de la selección alemana con el logotipo de la DFB, así como las selecciones de España, Inglaterra, Italia y Francia. Las asociaciones nacionales con las que Panini tiene contratos pueden verse fácilmente en el cuadernillo.

Una cierta lealtad por parte de los socios contractuales parece jugar aquí un papel importante. Fritz Frank, Director de Licencias de la DFB, comenta sobre el cuadernillo Panini Europa: “Estamos encantados de poder ofrecer a los aficionados productos originales y de alta calidad con licencia de nuestra selección alemana a tiempo para el torneo en su propio país con nuestro socio de muchos años Panini, que es sin duda uno de los nombres más renombrados en figuritas y tarjetas coleccionables.” Thomas Weinfurtner, coleccionista de Panini, también tiene este álbum casi lleno, pero cree que “tampoco tiene mucho sentido”.

Tarjetas coleccionables y figuritas: un mercado aún muy competitivo

El álbum Europa no debe verse únicamente como un contraataque contra Topps. Las licencias duran varios años y se concluyen por elevadas sumas millonarias. Para empresas como Panini y Topps, las licencias son la base de su modelo de negocio.

Panini Verlags GmbH ha facturado mucho menos en el mercado alemán de figuritas desde la pandemia y el aplazamiento de la Eurocopa de 2020. “El segmento de las figuritas está fuertemente caracterizado por los grandes eventos futbolísticos internacionales que se celebran cada dos años”, según el informe anual. La pandemia de coronavirus ha roto este ritmo. “Vivimos de la experiencia comunitaria en las ventas: coleccionar juntos, en la cervecería, ir al mercadillo. Nada de eso ha podido tener lugar”, afirma Ronald Schäffer.

Según el informe anual, Panini tuvo que destruir figuritas en 2020, ya que los ingresos por ventas de figuritas solo representaron una cuarta parte de los ingresos de la última Eurocopa de 2016. Los dos grandes eventos, la Eurocopa de 2021 y el Mundial de 2022, quedaron muy por debajo de las expectativas de ventas.

Las figuritas Panini en América

Según Schäffer, tanto el rendimiento del equipo de fútbol como los acontecimientos políticos relacionados con la Eurocopa o el Mundial influyen en las ventas de las figuritas por los que Panini es conocida. “El mercado de figuritas es relativamente constante y en Alemania ha disminuido en los últimos años por los grandes acontecimientos futbolísticos”, afirma. En Alemania, la política suele desempeñar un papel importante. “Las llamadas al boicot durante el Mundial de Qatar naturalmente no ayudaron a que la gente comprara nuestras imágenes”.

Ahora, las circunstancias extraordinarias no sólo han roto el ritmo de dos años, sino que la empresa competidora Topps impide a Panini recuperarlo por el momento. Pero no sólo Topps cruzó el Atlántico: en 2009, Panini compró la empresa estadounidense de figuritas Donruss y, más tarde, las licencias de la National Basketball Association (NBA) y la National Football League (NFL). Ahora Panini también produce figuritas de baloncesto y fútbol. La competencia entre ambos fabricantes se ha extendido a América. “En conjunto, las figuritas representan una parte importante de las ventas totales de Panini”, afirma Ronald Schäffer.

Figuritas, Panini, Topps, Tschutti 24, EURO 2024
En 2024 ni Topps ni Panini: Tschutti 24. Una muestra de las figuritas artísticas de Tschutti para la EURO 2016.

Mientras Topps y Panini compiten por las licencias, también podría abrirse un mercado para otros fabricantes. Weinfurtner, fan de Panini, ahora también colecciona otras marcas: “Lo más destacado para mí este año es el álbum Tschutti 24”. Para el álbum no se utilizaron fotos, sino que los jugadores fueron pintados con diferentes estilos artísticos.

Te puede interesar

Cafés Vieneses: entre colas y experiencias inolvidables

En los icónicos Café Sacher y Café Central, los turistas no dudan en esperar para disfrutar de ...
24 de julio de 2024

Frente a Trump, dos potencias refuerzan su pacto de defensa

Ante posibles cambios en la política estadounidense, los dos países europeos estrechan lazos en ...
24 de julio de 2024

Récords de lluvia: Europa se prepara para el desafío de inundaciones sistémicas

Alemania registró su año más lluvioso con un aumento del 35% en las precipitaciones. Europa ...
24 de julio de 2024

El “Techo de Cristal” suma grietas: récord de mujeres directivas en cotizadas alemanas

Las mujeres avanzan en el liderazgo empresarial. Un nuevo estudio marca un récord histórico en ...
24 de julio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)