sábado, 28 de octubre de 2023

Buenos aires (AT) – Toni Egger fue un alpinista italiano de lengua materna alemana. Nació en Bolzano en 1926. En el año 1939, a la edad de 13 años, emigró con su familia a Debant, cerca de Lienz, Austria, ya que su padre optó por trasladarse a una zona de habla alemana, aprovechando así la opción concedida a las minorías lingüísticas por los acuerdos germano-italianos de 1939. A los 15 años empezó a frecuentar las montañas cercanas a su casa, escalando en solitario el Alpenrautenkamin en los Dolomitas de Lienz.

Fue uno de los alpinistas más importante de la posguerra. Murió a los 32 años en circunstancias que nunca se han aclarado del todo mientras intentaba escalar el Cerro Torre, en la Patagonia. Según Cesare Maestri, su compañero de escalada en aquella ocasión, después de que ambos hubieran conquistado la cumbre, Toni Egger fue arrastrado por una avalancha cerca del campo de nieve triangular de la cara este durante el descenso. Sus restos fueron encontrados recién en el año 1974 en el glaciar Torre.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Toni Egger, el alpinista tirolés.

Su historia en el Tirol

Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), Toni Egger comenzó su carrera de alpinista. En 1950, tras viajar a las Dolomitas por los senderos de los contrabandistas, ya que carecía de pasaporte, quedó tan impresionado por las montañas que tenía ante sí que escribió en su diario: “Llegué a las Dolomitas por primera vez y quedé encantado por la belleza de esas majestuosas montañas”.

En el año 1951, se matriculó en el curso de guía de montaña en el Zillertal. Toni quedó cuarto en el curso de invierno y segundo en el de verano entre los 50 aspirantes. Al año siguiente se convirtió en miembro de la Alpine Gesellschaft Alpenraute de Lienz, un prestigioso club de amantes de la montaña. En los años siguientes Egger realiza todo tipo de ascensos en diferentes partes del Tirol, en ocasiones acompañado por colegas pero también en solitario.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Los actores Peter Ortner en el papel de Egger y Markus Pucher haciendo las veces de Maestri en el Film “Cerro Torre – A Snowball´s Chance in Hell” producida por Red Bull TV. (Foto: Red Bull TV)

Toni Egger llega a Sudamérica

En 1957, Egger cruza el océano Atlántico para participar en Perú de una expedición exploratoria organizada por el Österreichischer Alpenverein (Club Alpino Austriaco) y dirigida por Heinrich Klier, durante la cual realizó, junto con Siegfried Jungmair, la primera ascensión al Jirishanca, conocido como el “Cervino de los Andes”. Como reconocimiento a esta ascensión le fue confiada a Toni Egger la dirección de la Escuela de Alta Montaña del Tirol.

En 1958, Egger, junto con Cesare Maestri, viajó a la Patagonia argentina para intentar la ascensión norte-este del Cerro Torre, una afilada aguja granítica de 3.133 metros con un perpetuo y voluminoso hongo de hielo por cumbre. Era una montaña distinta: técnica, difícil de escalar y agitada por la severa e impredecible climatología patagónica; viento furioso y tormentas de nieve que no conceden demasiados días de tregua seguidos. En los años 50 se la consideraba, por su forma vertical y peligrosidad como una montaña inescalable.

Cesare Maestri era un alpinista y escritor oriundo de Trento, Italia. Al igual que Egger, comenzó su carrera deportiva escalando en los Dolomitas. Sus rutas le valieron el apodo de la “Araña de los Dolomitas”. La ruta del Solleder, el Civetta, la ruta Solda-Conforto en la Marmolada, y el Matterhorn en invierno son algunos de los ascensos individuales de Maestri.

Para llegar a la cumbre del Cerro Torre había que escalar deprisa y ese era el desafío indicado para el dúo Egger-Maestri. Toni Egger era un especialista en hielo, un adelantado a su tiempo y Cesare Maestri en roca. Y lo más importante aún: ambos eran audaces.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Referencias: 1: Torre Rafael Juárez; 2: Cerro Torre; 3: Torre Egger; 4: Punta Herron; 5: Aguja Standhart; 6: Perfil del Indio; 7: Aguja Bífida; 8: Torre Pachamama; 9: Torre Achachila; 10: Torre Inti; 11: Cuatro Dedos y 12: Domo Blanco. (Foto: wikipedia)

La tragedia del Cerro Torre y el nacimiento del mito

Cesare Maestri organizó en 1958 una nueva expedición al Cerro Torre tras el fracaso de la del año anterior, que había sido dirigida por Bruno Detassis. Maestri tenía un plan: trazar una nueva ruta que recorrería tres flancos distintos de la montaña, enlazando los tramos más asequibles de cada uno de ellos. Toni Egger se ofreció como voluntario para participar de la misma.

Cesarino Fava, también trentino y amigo de Maestri, que ya había participado en la organización de la expedición del año anterior, y cuatro estudiantes universitarios formaron parte de la expedición. El 28 de enero, Maestri, Egger y Fava partieron para intentar llegar a la cumbre. Fava, una vez que los tres hubieran alcanzado el Collado Norte, regresó a la base, dejando solos a Maestri y Egger. Desde ahí, asomados al flanco norte, el dúo escalaría en estilo alpino hasta la cima, es decir, lo más rápido posible, renunciando a montar más campamentos en la pared donde poder refugiarse.

Durante los cinco días posteriores Fava no volvió a tener contacto con ellos. Convencido de que sus compañeros habían desaparecido decidió que al día siguiente iniciaría el retorno a casa. Mientras descendía, pensó en echar un último vistazo al glaciar y fue cuando vislumbró una mancha negra. Sin demasiadas esperanzas, volvió a remontar la helada pendiente para descubrir que aquel punto negro sobre la nieve era su amigo Maestri, todavía con vida.

Maestri semienterrado en la nieve, le dijo a Fava que junto con Egger habían llegado a la cumbre pero que mientras atravesaban el campo de nieve triangular, Egger había sido alcanzado y arrastrado por una avalancha. La cámara de fotos, que podría haber documentado el ascenso, se perdió en el accidente.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Cesare Maestri. (Foto: Keystone Features/Hulton Archive/Getty Images)

Maestri: ¿héroe o villano?

Maestri regresa como un héroe a Trento tras afirmar que, junto a Egger, había coronado la montaña imposible. Considerada una hazaña durante algunos años, pronto surgieron las primeras dudas y quienes las expresaron públicamente. Desde alpinistas reputados, como Carlo Mauri o Reinhold Messner, hasta serias revistas especializadas. No había fotos de cumbre, ni del resto de la ascensión.
La ascensión Maestri-Egger de 1959 es muy discutida en el mundo del alpinismo, tanto por la ausencia de pruebas del paso de ambos por el llamado campo de nieve triangular, como por las numerosas inexactitudes y contradicciones de los relatos de Maestri.

Los restos de Egger son finalmente encontrados

En diciembre de 1974, una expedición angloamericana formada por los alpinistas Ben Campbell-Kelly, Brian Wyvill, Mick Coffey, John Bragg y Jim Donini, que atravesaban el glaciar Torre camino del Cerro Stanhardt, encontró algunos restos del cuerpo de Toni Egger; también se hallaron cerca el piolet, el martillo, un pequeño cuchillo y la cuerda. En el verano de 1975, el guía suizo Hans Peter Trachsel enterró sus restos al pie de la cara oeste del cerro Chalten (también conocido como Fitz Roy).

La aguja inmediatamente al norte del Cerro Torre fue dedicada a Toni Egger bautizándola como Torre Egger. El pico se encuentra entre el más alto de la cadena (el cerro Torre) y el cerro Stanhardt. La Torre Egger puede ser vista desde el Circo de los Altares al occidente de esta.

También se ha propuesto que el collado que se encuentra entre el Cerro Torre y la Torre Egger también se dedique a Egger, ya que el nombre “Collado de la Conquista” asignado por Maestri se considera impropio, ya que es muy discutible que este último llegara realmente hasta él.

Más que una leyenda, una gran mentira

El relato de Maestri era el único crédito de la ascensión de 1959. Únicamente apoyado por su compañero y amigo Fava, ya que la montaña solo devolvía evidencias de lo contrario: intentos posteriores por la misma ruta solo encontraron material y restos de aquella ascensión hasta unos 300 metros de altura. Ninguno más en los tramos superiores.

Las muchas explicaciones posteriores de los protagonistas solo arrojaban nuevas imprecisiones y contradicciones, y la comunidad “alpinística” internacional comenzó a recelar. Cuestionada durante casi cuatro décadas, la Maestri/Egger de 1959 al Cerro Torre comenzaba a convertirse en una leyenda; peor aún, en una gran mentira.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
A la izquierda: fotografía original del libro de Cesare Maestri de 1961. Derecha la nueva realizada por Rolando Garibotti en enero de 2015 (Imagen: Gentileza Rolando Garibotti).

Rolando Garibotti, el argentino que desmiente a Maestri

En 1961 Maestri publica un libro: Arrampicare é il Mio Mestiere (Escalar es mi oficio). En él Maestri incluye una foto con el siguiente epígrafe: “Toni Egger en las placas inferiores de la pared del Cerro Torre.”

El reconocido alpinista argentino Rolando Garibotti, autor de guías de escalada de la Patagonia, analizó una y otra vez la foto incluida en el libro de Maestri. En 2005 ascendió hasta el helado hongo de la cima del Cerro Torre junto a Alessandro Beltrami y Ermanno Salvaterra siguiendo el mismo itinerario que Cesare Maestri y Toni Egger. Al bajar concluyeron públicamente que Maestri y Egger no llegaron a la cumbre en 1959.

“Ermanno y yo nos dimos cuenta en 2012 de que había algo raro en esa foto”, le dijo Garibotti a la prensa. “En su libro, Maestri no especifica de qué pared del Torre se trata, pero siempre se ha dado por hecho que sería la cara este, ya que no relata haber intentado ningún otro flanco de la montaña. En el libro no explica nada más.

“Después de mucho tiempo estudiando fotos del valle entero, esta vez con la ayuda de Dörte Pietron, coautora de la guía Patagonia Vertical, dimos al fin con la localización exacta: cara oeste del Perfil del Indio, es decir, en la vertiente oeste del Cerro Torre; justo al otro lado de la montaña”, contó Garibotti.

El hallazgo arroja muchas más dudas sobre lo que ocurrió durante aquellos seis días de 1959: la imagen los sitúa, inequívocamente, en un lugar que, curiosamente, Maestri nunca mencionó en sus escritos o explicaciones.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Detalle de la zona. (Foto: Gentileza Rolando Garibotti)

El descubrimiento fotográfico de Garibotti hace posible que Toni Egger sufriera un accidente descendiendo del collado Standhardt, no en la pared este, como dijo Maestri a su regreso.

Garibotti decidió documentar su hallazgo, para eso escaló, en enero de 2015, hasta el mismo punto para repetir la imagen publicada por Maestri en su libro: mismo ángulo, mismo encuadre. “Tenía imágenes de escaladas anteriores que mostraban el sitio claramente, pero sabiendo que habría mucho revuelo fui expresamente hasta allí. Me pareció importante hacerlo”.

“Mi interés en esta historia”, concluye el alpinista argentino, “pasa por establecer definitivamente quién realizó la primera ascensión al Cerro Torre. Como autor de la guía de la zona y siendo ésta una de las dos montañas más importantes de Patagonia, incluso de las más emblemáticas del mundo, me parece importante”.

Toni Egger, Cesare Maestri, Austria, Patagonia, Cerro Torre, el Chalten
Capilla de los Escaladores “Toni Egger”. (Foto: wikipedia)

Capilla de los escaladores “Toni Egger”

La capilla es un regalo al pueblo de El Chaltén del escalador austríaco Edward Müller. Müller visitó El Chaltén en los años 90 con el fin de conocer las montañas que se habían cobrado la vida de su amigo de la infancia Toni Egger, un alpinista ítalo-austríaco que murió a causa de una avalancha de nieve en febrero de 1959 en un intento por conquistar la cima del Cerro Torre.
En 1995 un grupo de escaladores austríacos, encabezado por Edward Müller, comunica a las autoridades argentinas el deseo de donar una réplica de la Capilla Italiana Saint Michael en homenaje a su amigo Tonni Egger y a otros montañistas fallecidos trágicamente en la zona.

La Comisión de Fomento de El Chaltén acepta la donación y a través de las gestiones realizadas por el comisionado de aquel momento, Álvaro Masci, y el gobernador Dr. Néstor Kirchner llegan desde Europa los materiales necesarios y cuatro trabajadores de la construcción austríacos para trabajar en la obra. La construcción demandó menos de un mes y en febrero de 1997 estaba finalizada. La capilla está construida en el terreno que había sido designado al cementerio y mira hacia el cerro Fitz Roy y Cerro Torre. (Fuente: Dirección de Cultura El Chaltén)

Te puede interesar

Las consecuencias del reconocimiento de Palestina

El reciente movimiento de Irlanda, Noruega y España para reconocer a Palestina como estado ...
28 de mayo de 2024

El camino de Suiza hacia la movilidad sostenible

Zermatt se destaca como un faro de movilidad eléctrica. Sus calles cerradas al tráfico de ...
28 de mayo de 2024

Estrellas de la música y el cine se ponen en campaña contra la inteligencia artificial

Más de 200 iconos de la música, incluyendo estrellas como Billie Eilish, Stevie Wonder y Nicki ...
28 de mayo de 2024

Macron: “Europa está en una encrucijada y en un momento inédito de su historia”

Ante una multitud de personas en Dresde, el presidente francés, Emmanuel Macron, instó a la ...
28 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)