sábado, 2 de marzo de 2024

Buenos Aires (AT) – En su obra “Eichmann en Jerusalén”, Hannah Arendt acuñó el término “la banalidad del mal”, una expresión que encuentra su eco en “La zona de interés”, la película dirigida por Jonathan Glazer que explora la rutina que rodeó los horrores inenarrables del campo de concentración de Auschwitz.

Dicha rutina se desenvuelve en el hogar de los Höss, Rudolph y su esposa Hedwig, junto a sus cinco hijos, su perro y varios sirvientes, algunos de los cuales provienen del campo vecino, identificables por su timidez y sus uniformes.

Rudolph Höss ostentó el cargo de comandante de Auschwitz y perfeccionó la exterminación de judíos, polacos y gitanos, entre otros. Esta eficiencia le valió reconocimiento en Berlín, atrayendo ingenieros que ofrecían prototipos de las últimas chimeneas, diseñadas para funcionar sin interrupciones.

Mientras se daban estas conversaciones, la familia de Rudolph se concentraba en sus quehaceres diarios: juegos, escuela, entrenamiento para las Juventudes Hitlerianas, trabajos de jardinería y cotilleos. En tanto, Hedwig y las demás esposas elogian las últimas adquisiciones provenientes de judíos acaudalados, ahora víctimas de las cámaras de gas.

zona de interés, pelicula, zone of interest
La película de Glazer muestra la banalidad del mal durante el Holocausto.

La película transmite casi sin palabras el significado de esta vida confortable para la familia, sugiriendo que, de no ser por la guerra, podrían haber llevado vidas más modestas. Sin embargo, la realidad se impone cuando Hedwig, irritada, amenaza y maltrata a una sirvienta.

Basada en el libro de Martin Amis del mismo nombre, “Zona de Interés” enfrenta al espectador con la facilidad con la que el mal se puede arraigar entre nosotros y cómo las personas “normales” pueden permitir lo impensable. La película destaca cómo el asesinato en masa puede reducirse a un ejercicio burocrático y el saqueo a una simple adquisición material.

El mal se manifiesta en el paisaje y la vida de los Höss: chimeneas que escupen humo y fuego, sonidos de disparos, gritos y máquinas estruendosas. Se desliza sobre ellos en forma de huesos y cenizas en el lago cercano y se refleja en el miedo de sus sirvientes.

Nominada a cinco premios Óscar, incluyendo Mejor Película Internacional y Mejor Película, “Zona de Interés” se destaca por su poderosa narrativa y su sugerente cinematografía, que invitan a la reflexión sobre las profundidades del mal y la complacencia humana.

¿Cómo capturar la banalidad del mal?

En una entrevista con la revista Time, el diseñador de producción Chris Oddy explicó la importancia del diseño de la casa para la efectividad de la película. “Comenzamos desde el principio en la casa real, y creo que debemos haber visitado el lugar unas seis o siete veces en total”, dijo Oddy. “Me familiaricé mucho con la casa y la observé lo suficiente como para ver qué era original”.

La investigación le permitió recrear toda la casa y su jardín tal como estaban después de las renovaciones de Rudolph. Fue construida en el mismo barrio, no muy lejos del sitio original. La casa había sido tomada de una familia polaca, según Oddy, y sometida a cambios arquitectónicos según la imagen de la familia Höss. Después de años de preparación, y cuatro meses de esfuerzos, el equipo de producción logró imitar la utopía nazi, un hogar que se vuelve tan importante como cualquier personaje en la pantalla.

“Lo que Chris construyó allí es realmente una simulación directa de la casa y el jardín, y su proximidad al campo era esencial para nosotros”, le dijo el director Glazer a Time. “No hay una puesta en escena. Estás viendo cómo vivían”. El equipo tuvo que reformar el espacio para asegurar que hubiera espacios dinámicos para acomodar a los actores que se movían, dormitorios colocados correctamente y la oficina de Rudolph, así como ventanas en los lugares correctos.

La película se filmó con 10 cámaras ocultas en ubicaciones por toda la casa, y ningún equipo en el set, para crear un sentido de objetividad neutral en su narración. Glazer lo comparo con el programa Gran Hermano. Los actores entraban al set y hacían sus actividades domésticas mundanas en el hogar mientras las cámaras filmaban. La filmación se llevó a cabo durante aproximadamente 50 días, según Łukasz Żal, el director de fotografía, le dijo a Deadline.

zona de interés, pelicula, zone of interest

“Normalmente podemos pensar en los nazis y las personas que cometen atrocidades como monstruos y, por lo tanto, no como nosotros, no humanos […] lo que en realidad no nos enseña nada”, aseguró Glazer. “Nos deja sintiendo una distancia muy segura, imaginando que ninguno de nosotros es capaz de eso”.

Glazer también mencionó que “Zona de interés” está formada por dos películas superpuestas, una auditiva y otra visual. La película que escuchamos cuando tenemos los ojos cerrados está informada por los sonidos de material de archivo, documentales y libros de historia.

Te puede interesar

Tricia Tuttle: una nueva visión para la Berlinale

La nueva directora del Festival Internacional de Cine de Berlín, Tricia Tuttle (53), se propone ...
12 de abril de 2024

Millones de euros para terminar con el carbono

La Comisión Europea dio luz verde a un ambicioso plan alemán de EUR 2.200 millones, destinado a ...
12 de abril de 2024

Philipp Strack: un economista en la cúspide de la innovación

Desde su sólida formación en la Universidad de Bonn hasta su destacada carrera en EE.UU., Philipp ...
11 de abril de 2024

De la euforia a la alerta: los problemas de salud por el uso de cannabis se triplican

La liberación del cannabis para uso privado en Alemania generó euforia entre sus adeptos y a ...
11 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)