jueves, 15 de febrero de 2024

Buenos Aires / Berlín (AT)Metrópolis, El ángel azul, Sonnenallee, V de Vendetta, Valkyrie, The Ghostwriter, Cloud Atlas, The Hunger Games, Babylon Berlin y Matrix Resurrections, El pianista, El falsificador, El ultimátum de Bourne, El lector, Bastardos sin gloria, El gran hotel Budapest y El puente de los espías: ¿qué tienen en común todos estos títulos, además de ser reconocidas y premiadas producciones? La respuesta: todas salieron de la cocina de los Estudios Babelsberg de Potsdam, en las afueras de Berlín.

Los Estudios Babelsberg abrieron sus puertas en 1912, son de los estudios más antiguos del mundo y de los más grandes de Europa. En la actualidad, es reconocido como uno de los principales centros internacionales de producción cinematográfica de efectos visuales. Gracias a la inteligencia artificial (IA) utilizada en Babelsberg en la última entrega de Matrix se puede apreciar efectos visuales nunca antes vistos.

Babelsberg, Volucap, Inteligencia artificial, Berlin, Potsdam, Alemania
Imagen del estudio volumétrico montado en Babelsberg por la empresa Volucap en 2018.

La irrupción de la IA en Babelsberg

La empresa alemana Volucap también ha contribuido a los efectos especiales de Matrix. En 2018, la compañía abrió el primer estudio volumétrico de Europa en Babelsberg. Utilizando 42 cámaras de alta resolución dispuestas en una sala cilíndrica, se puede capturar a los actores desde todos los ángulos para crear una imagen tridimensional detallada. Esta técnica genera 3 terabytes de datos por minuto de grabación.

La inteligencia artificial permite integrar a una persona escaneada de esta manera en cualquier película, adaptando las condiciones de iluminación, los movimientos de la cámara y los escenarios de forma flexible. Estos personajes digitales, llamados Volucaps, se pueden adquirir en catálogos en línea como Renderpeople y ya se están utilizando como extras en algunas escenas.

Babelsberg, Volucap, Inteligencia artificial, Berlin, Potsdam, Alemania
El catalogo de “extras virtuales” de la empresa Renderpeople.

¿Los actores podrían ser reemplazados por IA?

Esta es una cuestión que la industria cinematográfica está contemplando con atención y que ha generado protestas por parte de cineastas en Hollywood en 2023. Para Sven Bliedung von der Heide, gerente de Volucap, esto podría conducir a una democratización de la industria cinematográfica. El empresario de medios de comunicación estima que la IA tiene el potencial de generar ahorros de hasta un 60%.

Según Bliedung von der Heide, “si puedo prescindir de un equipo de efectos visuales, porque puedo crear efectos sofisticados simplemente introduciendo texto, entonces seré capaz de contar historias mucho más grandes con una producción pequeña, sin necesidad de un presupuesto elevado”. Otra posibilidad interesante es la creación de un doble digital para los actores. “En el futuro, un actor mayor podrá interpretar sin problemas a su yo más joven”, afirma el directivo de Volucap.

Incluso eso podría ser factible: existe la posibilidad de que una película o serie continúe aunque la actriz o el actor ya no participe en ella. Si Keanu Reeves decidiera no participar en la saga de Matrix, sus seguidores no tendrían que renunciar a verlo. En lugar de un Reeves real, en la pantalla aparecería su doble digital interpretando a Neo.

La etiqueta green motion para películas

En la actualidad, un número creciente de cineastas alemanes están optando por producciones respetuosas con el medio ambiente. El grupo de trabajo Green Shooting y la iniciativa Changemakers.film 2022 han desarrollado 22 estándares ecológicos fundamentales para las producciones audiovisuales en Alemania, que sirven de base para la etiqueta cinematográfica green motion.

Estos estándares abarcan el uso de electricidad ecológica, la reutilización de vestuario y también las normativas para el alojamiento. La movilidad también es un aspecto crucial: si el desplazamiento tiene una duración inferior a cinco horas, se debe optar por el tren en lugar del avión. Además, el servicio de catering debe incluir alimentos regionales y se debe evitar consumir carne al menos una vez por semana.

A partir de mediados de 2023, el cumplimiento de estos estándares es requisito indispensable para acceder a la financiación pública de las producciones audiovisuales. Si se logran cumplir 17 de los 22 requisitos principales, el proyecto será galardonado con la etiqueta green motion. Esta cifra se incrementará a 19 a mediados de 2024.

Te puede interesar

Tricia Tuttle: una nueva visión para la Berlinale

La nueva directora del Festival Internacional de Cine de Berlín, Tricia Tuttle (53), se propone ...
12 de abril de 2024

Millones de euros para terminar con el carbono

La Comisión Europea dio luz verde a un ambicioso plan alemán de EUR 2.200 millones, destinado a ...
12 de abril de 2024

Philipp Strack: un economista en la cúspide de la innovación

Desde su sólida formación en la Universidad de Bonn hasta su destacada carrera en EE.UU., Philipp ...
11 de abril de 2024

De la euforia a la alerta: los problemas de salud por el uso de cannabis se triplican

La liberación del cannabis para uso privado en Alemania generó euforia entre sus adeptos y a ...
11 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)