sábado, 18 de mayo de 2024

Buenos Aires (AT) – Se sabe que la complejidad del idioma alemán lo ubica entre los más difíciles de aprender para quienes no son hablantes nativos. Sin embargo, para el escritor argentino Jorge Luis Borges, el alemán representó más que un desafío lingüístico: fue una fuente inagotable de inspiración y aprendizaje.

A lo largo de su carrera, Borges tejió referencias constantes a la lengua alemana y su vasta literatura; incluso llegó a afirmar que el dominio del idioma fue fundamental para su evolución como escritor.

La odisea lingüística de Borges comenzó en su adolescencia, durante su estancia en Europa, donde se sumergió de manera autodidacta en el mundo de las letras alemanas. Armado con un diccionario inglés-alemán, el joven Borges se aventuró en la lectura de poesía de Heinrich Heine y los cuentos de los hermanos Grimm. Esta incursión temprana en la literatura alemana no solo agudizó su destreza lingüística, sino que también sembró las semillas de una profunda conexión con el idioma y su rica tradición literaria.

Borges
La influencia del idioma alemán en Borges es notable

Los idiomas del mundo en el universo Borges

Para Borges, cada idioma era más que un simple medio de comunicación; era una ventana a una tradición única y una colección de símbolos compartidos. En su visión, la esencia de un idioma radica en su tradición y en el simbolismo arraigado en cada palabra.

Aunque reconocía la innovación lingüística, Borges sostenía que esta apenas rozaba la superficie del idioma, dejando intacta su esencia inmutable. Es por eso que, para él, la obra de visionarios como Mallarmé o Joyce, si bien magnífica, podía resultar hermética debido a su ruptura con la tradición lingüística compartida.

La habilidad de Borges trascendía las barreras idiomáticas: no solo dominaba el español y el inglés, sino que también se sumergía en el latín y, posteriormente, en una miríada de otros idiomas, entre ellos el alemán, el italiano, el portugués y el sueco. Esta poliglotía le permitió traducir obras magistrales de autores como Kafka, y también enriqueció su propia escritura, dotándola de profundidad y riqueza.

El idioma alemán en la obra de Borges

La presencia del alemán en la obra de Borges es innegable y se manifestó de diversas formas, desde la inclusión de términos alemanes en sus cuentos hasta la creación de personajes que hablan este idioma. Y por supuesto también un famoso poema que se llama “Al idioma alemán” y dice así:

Mi destino es la lengua castellana,
El bronce de Francisco de Quevedo,
Pero en la lenta noche caminada,
Me exaltan otras músicas más íntimas.
Alguna me fue dada por la sangre-
Oh voz de Shakespeare y de la Escritura-,
Otras por el azar, que es dadivoso,
Pero a ti, dulce lengua de Alemania,
Te he elegido y buscado, solitario.
A través de vigilias y gramáticas,
De la jungla de las declinaciones,
Del diccionario, que no acierta nunca
Con el matiz preciso, fui acercándome.
Mis noches están llenas de Virgilio,
Dije una vez; también pude haber dicho
de Hölderlin y de Angelus Silesius.
Heine me dio sus altos ruiseñores;
Goethe, la suerte de un amor tardío,
A la vez indulgente y mercenario;
Keller, la rosa que una mano deja
En la mano de un muerto que la amaba
Y que nunca sabrá si es blanca o roja.
Tú, lengua de Alemania, eres tu obra
Capital: el amor entrelazado
de las voces compuestas, las vocales
Abiertas, los sonidos que permiten
El estudioso hexámetro del griego
Y tu rumor de selvas y de noches.
Te tuve alguna vez. Hoy, en la linde
De los años cansados, te diviso
Lejana como el álgebra y la luna.

Pero más allá de simples referencias lingüísticas, el alemán se convierte en un vehículo para explorar ideas filosóficas y metafísicas en algunos de sus relatos más célebres. Es a través del prisma del alemán que Borges teje complejas tramas narrativas y desafia las fronteras de la realidad y la percepción.

La influencia del alemán en la escritura de Borges va más allá de la mera traducción de obras literarias; se extiende hasta las raíces mismas de su estilo y su visión del mundo. La literatura alemana no solo moldeó su prosa, sino que también dejó una profunda impresión en su perspectiva filosófica y su formación intelectual en general.

Borges
Los murales dedicados a Borges se multiplican en el todo el mundo

En sus cuentos, Borges entrelaza elementos de la mitología germánica y alusiones a figuras literarias alemanas como Fausto, en un tapiz literario que trasciende las fronteras del tiempo y el espacio.

No obstante, la relación de Borges con el alemán no estuvo exenta de tensiones y contradicciones. Aunque admiraba la precisión y la profundidad del pensamiento alemán, su experiencia personal con el nazismo y sus atrocidades lo convirtieron en un crítico acérrimo de la cultura alemana, especialmente a partir de los años cuarenta. Sin embargo, esta ambivalencia no hizo más que enriquecer su obra con matices y complejidades adicionales.

La relación entre Jorge Luis Borges y el alemán es un testimonio vivo de la capacidad de la literatura para enriquecerse a sí misma a través del idioma. A través de la cultura alemana, Borges exploró las narrativas que intentan desentrañar los misterios humanos y desafió las convenciones literarias establecidas. De hecho, su obra es un testamento a la riqueza y la diversidad de la experiencia humana, y su dominio del alemán es solo una faceta más de su genialidad.

Etiquetas, ,
Te puede interesar

Füllkrug pone a Alemania en lo más alto

Un agónico gol de Niclas Füllkrug a los 92 minutos clasificó a la selección anfitriona como ...
24 de junio de 2024

Milei en Alemania: las postales de 48 horas intensas

El presidente argentino, Javier Milei, se despide por estas horas de suelo alemán. Puertas ...
23 de junio de 2024

Hayek-Gesellschaft: “Con Milei, la Argentina tiene la oportunidad de empezar de nuevo”

Prof. Dr. Stefan Kooths es Director Ejecutivo de la Hayek Gesellschaft, que distinguió esta tarde ...
22 de junio de 2024

Hayek-Gesellschaft: Qué es y por qué distingue a Milei en Hamburgo

La Hayek-Gesellschaft premiará a Javier Milei en el marco de las Jornadas Friedrich von Hayek, que ...
22 de junio de 2024
Elena EstrellaPor

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)