miércoles, 17 de enero de 2024

Buenos Aires (AT) – En el arranque del año, Alemania experimenta fluctuaciones notables en su panorama económico. Mientras el índice ZEW de Sentimiento Económico muestra un optimismo superior a las expectativas, el índice de situación actual sugiere desafíos presentes.

Este contraste se refleja también en el ámbito empresarial, donde Hugo Boss desafía las tendencias de gasto del consumidor, pero enfrenta caídas en las acciones. Estas dinámicas se suman a las proyecciones de la Federación de Industrias Alemanas, que advierte sobre el estancamiento y destaca la importancia de estrategias energéticas sostenibles.

¿Qué dice el índice ZEW?

El índice ZEW, también conocido como el Índice de Sentimiento Económico del Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW, por sus siglas en alemán), es un indicador económico que mide las expectativas económicas en Alemania. Este índice se basa en una encuesta mensual realizada a un panel de expertos financieros y analistas económicos.

La encuesta del ZEW se centra en las expectativas económicas a corto plazo, generalmente para los próximos seis meses. Y se calcula restando el porcentaje de expertos que esperan un desarrollo económico positivo de aquellos que esperan un desarrollo económico negativo.

Euros, monedas, dinero
La economía alemana se encuentra en un punto de inflexión.

En enero de este año, el índice ZEW mostró una mejora y alcanzó 15.2. De esa manera, superó las expectativas del mercado que eran de 12.0, comparado con el valor de 12.8 registrado en diciembre. Sin embargo, el Índice de Situación Actual cayó a -77.3 desde -77.1, incumpliendo las estimaciones de -77.0. En la Eurozona, el Índice ZEW llegó a 22.7, superando la lectura de diciembre de 23.0 y superando las expectativas de 21.9.

Este optimismo en las expectativas económicas se atribuye a la creencia de que el Banco Central Europeo (BCE) llevará a cabo recortes de tasas de interés en el primer semestre del año. Más de la mitad de los encuestados comparten esta perspectiva. Además, se observan cambios en las expectativas de tasas de interés en los Estados Unidos: más de dos tercios de los encuestados esperan recortes de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de EE. UU. en los próximos seis meses.

De forma sorprendente, el aumento de la inflación en Alemania y la Eurozona en diciembre no parece afectar las expectativas de política monetaria de los encuestados. La reacción del mercado se traduce en que el par EUR/USD está probando mínimos intradiarios cercanos a 1.0880, perdiendo un 0.58% en el día. Dicho de otro modo, el precio actual del euro muestra debilidad frente al dólar estadounidense.

La situación de Hugo Boss

En otro sector, Hugo Boss desafía la disminución del gasto de los compradores durante 2023. La empresa informó un aumento del 18% en las ventas anuales, con un récord de EUR 4.2 mil millones. Según los resultados preliminares publicados esta semana, Hugo Boss no sólo superó su objetivo de ventas sino que también lo alcanzó dos años antes de lo programado. Sin embargo, sus beneficios del cuarto trimestre no cumplieron con las expectativas, lo que resultó en una caída del 10% en las acciones.

A pesar de que el EBIT (Beneficio Antes de Intereses e Impuestos) aumentó un 17% en el cuarto trimestre, estuvo apenas por debajo del consenso general. Sin embargo, a nivel anual, el EBIT experimentó un crecimiento del 22%, alcanzando la cifra de EUR 410 millones.

Estos resultados revelan la capacidad de Hugo Boss para adaptarse y prosperar en un entorno comercial desafiante. La marca todavía demuestra su resiliencia al superar las proyecciones de ventas y mantener un rendimiento sólido a pesar de las fluctuaciones en las expectativas del mercado y las condiciones económicas globales.

Pesimismo industrial

La Federación de Industrias Alemanas (BDI) pronosticó un bajo crecimiento económico, de apenas el 0.3%, para Alemania en el año actual. Aunque la economía global se espera que crezca un 2.9% en 2024, el BDI advierte que la economía alemana está estancada y se queda rezagada respecto a otros países industrializados.

No obstante, el consumo privado, impulsado por la disminución de la inflación, se percibe como un impulsor del crecimiento. También se espera que la gradual reducción de las tasas de interés por parte de los bancos centrales tenga un impacto positivo en la economía a partir de la primavera de 2025. Así, los préstamos serán más atractivos para fomentar la inversión.

Siegfried Russwurm, BDI, industria, Alemania
Siegfried Russwurm, el presidente del BDI.

Mientras, el presidente del BDI, Siegfried Russwurm, en una entrevista con Reuters instó al Ministerio de Economía de Alemania a finalizar su estrategia de plantas de energía, al tiempo que destacó la importancia de resolver los modelos de negocio y la financiación para avanzar hacia fuentes de energía más ecológicas.

Te puede interesar

Lufthansa City Airlines: una nueva marca levanta vuelo en el cielo europeo

La última incorporación del Grupo Lufthansa está programada para despegar en el verano europeo ...
28 de febrero de 2024

Revolución cervecera: llega la primera cerveza en polvo

Una cervecería monástica en Alemania del Este anunció la creación de la primera cerveza en ...
27 de febrero de 2024

La Guerra del Chocolate: los artesanos italianos se enfrentan a un gigante suizo

Un enfrentamiento del tipo David y Goliat está sucediendo en la industria chocolatera europea. Los ...
26 de febrero de 2024

Resurge en Ginebra la Feria Internacional del Automóvil

Tras un receso de cinco años, el evento regresa con un enfoque más modesto pero lleno de ...
21 de febrero de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)