lunes, 4 de marzo de 2024

Buenos Aires (AT) – Continúan las negociaciones salariales en Alemania, a la vez que numerosas ciudades se preparan para nuevas huelgas y manifestaciones, con la participación también de activistas climáticos.

Los pasajeros sufrieron varias interrupciones en la semana. Los autobuses, tranvías y trenes subterráneos dejaron de funcionar en gran parte de Alemania, cuando los trabajadores del transporte local comenzaron una huelga de dos días.

Uno de los sindicatos más grandes de Europa, Verdi, que representa a 90.000 trabajadores del transporte en Alemania, convocó a una “huelga de advertencia” de 48 horas por el continuo conflicto salarial nacional en las negociaciones regionales.

Los trabajadores piden mejores condiciones laborales, incluidas semanas laborales más cortas y días adicionales de compensación por trabajo por turnos y nocturno. Frente a la inflación y la escasez de personal, los sindicatos están presionando por salarios más altos y mejores condiciones laborales.

huelga, paro, Alemania, transporte
Los trabajadores piden incrementos salariales.

Tales “huelgas de advertencia” cortas son una táctica común en las negociaciones contractuales alemanas. Pero, por supuesto, frustraron a los viajeros y a los que van al trabajo: “Creo que es injusto para las personas que viajan en transporte público que estén constantemente discutiendo y haciendo huelgas”, dijo un ciudadano alemán a Euronews.

Por otro lado, algunos pasajeros se mostraron comprensivos: “Hay que entender a ambas partes, por supuesto. Y se puede entender que las personas que trabajan para KVB (transporte público en Colonia) quieran ser pagadas en consecuencia y actúen en consecuencia”.

Con las negociaciones contractuales en curso, se planean más huelgas de advertencia y manifestaciones en muchas ciudades alemanas, siempre junto con los activistas climáticos Fridays for Future.

Verdi formó una alianza improbable con los activistas climáticos bajo el lema #WirFahrenZusammen (Estamos Conduciendo Juntos) en reconocimiento de sus objetivos superpuestos; más acción sobre la crisis climática requiere una mayor inversión en transporte público.

Los trabajadores del transporte público de toda Alemania se univeron a los activistas climáticos durante una semana de acción de huelga que culminará en un paro colectivo nacional y una protesta climática el viernes.

Unos 200.000 pasajeros afectados por Lufthansa

Por otro lado, la convocatoria al paro del personal de tierra de Lufthansa para los próximos jueves y viernes afectará a alrededor de 200.000 pasajeros, según informó la aerolínea. Michael Niggemann, jefe de Recursos Humanos de Lufthansa, acusó a Verdi de buscar la escalada del conflicto: argumentó que la situación está más enfocada en la huelga que en la negociación.

Niggemann añadió que la postura intransigente del sindicato está perjudicando tanto a la compañía como a cientos de miles de clientes y empleados. “A diferencia de otras áreas en las que Verdi está en huelga, nuestros clientes tienen opciones alternativas debido a la competencia internacional”, señaló.

La huelga está programada para el jueves a las 4:00 horas, finalizando el sábado a las 7:10 horas, en el área de pasajeros, con horarios diferentes para el transporte de mercancías y los servicios técnicos, algunos de los cuales podrían iniciarse desde el miércoles por la noche.

Lufthansa, avión, Alemania, aviación

Esta es la tercera oleada de huelgas en el conflicto salarial actual que afecta a unos 25.000 miembros del personal de tierra, cada una de las cuales ha paralizado el tráfico de pasajeros durante aproximadamente un día.

Durante los paros anteriores, Lufthansa canceló entre el 80 y el 90 por ciento de sus vuelos programados. Si el personal de seguridad aérea se suma a la huelga, existe el riesgo de que los aeropuertos se cierren completamente a los pasajeros, ya que no habría control de seguridad antes del embarque.

Verdi está exigiendo un aumento salarial del 12,5 por ciento y una prima de compensación por inflación durante un año, mientras que Lufthansa ofreció hasta ahora un aumento del 10 por ciento durante 28 meses. La próxima ronda de negociaciones está programada para el 13 y 14 de marzo, y Verdi ha expresado su disposición a adelantarlas solo si se presenta una oferta mejor.

El sábado, los empleados de Lufthansa Cargo llevaron a cabo otra huelga, lo que resultó en la paralización de los fletes especiales, cuyos retrasos la aerolínea está intentando mitigar lo antes posible. Lufthansa manifestó su indignación por las continuas huelgas y criticó especialmente las condiciones previas de Verdi para volver a la mesa de negociaciones, lo que llevó a la aerolínea a cuestionar las negociaciones salariales en su conjunto.

“En los últimos días, hemos evitado afectar deliberadamente al tráfico de pasajeros en nuestras huelgas. Sin embargo, al ignorar nuestra solicitud de negociar, Lufthansa nos está indicando que solo responderá cuando la presión aumente aún más”, señaló Marvin Reschinsky, negociador de Verdi.

Te puede interesar

Alemania blinda su tribunal más alto contra la extrema derecha

La coalición de gobierno y la oposición conservadora proponen anclar las reglas del Tribunal ...
23 de julio de 2024

Electrificación y digitalización del ferrocarril: los desafíos clave para el futuro de la Unión Europea

La electrificación de las redes ferroviarias y la implementación del Sistema Europeo de Gestión ...
23 de julio de 2024

“Viveza” vienesa contra las regulaciones de Airbnb

La nueva normativa en Viena limita los alquileres de departamentos a turistas a 90 días al año. ...
23 de julio de 2024

Adidas se disculpa con Bella Hadid por su polémica campaña

La empresa pidió disculpas a sus socios y a la supermodelo tras recibir críticas por una campaña ...
22 de julio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)