viernes, 11 de agosto de 2023

La producción industrial en la economía más grande de Europa experimentó una caída del 1.5% en junio en comparación con mayo, debido a una disminución del 3.5% en el sector automotor de Alemania. Cabe recordar, que con Volkswagen AG a la cabeza, las principales marcas están presentes en la Argentina. En 2022 se produjeron en el país  536.893 unidades anuales, un 23,5% superior al 2021, según el informe de ADEFA.

La caída en la producción industrial alemana resultó mucho más pronunciada de lo anticipado por los economistas y aumenta el riesgo de que este peso pesado de la manufactura vuelva a contraerse a finales de este año, lo que podría llevarlo de nuevo a una recesión. De hecho, la principal economía de Europa ya se encuentra transitando para muchos analistas una recesión técnica, al no crecer el PBI por segundo trimestre consecutivo.

Otro sector que le da vida a los fantasmas de recesión es de la construcción. Con una participación del 5,9% en el PIB alemán, produjo un 2.8% menos, según lo que indicó la oficina de estadísticas del país esta semana.

“Prevemos que la disminución en la producción industrial sea uno de los factores que contribuyan a una nueva contracción en el PIB alemán en la segunda mitad de este año”, escribió Franziska Palmas, economista senior de Europa en Capital Economics, en una nota. Las proyecciones de Palmas confirman la visión  de Jörg Krämer, economista jefe del Commerzbank.  El especialista había anticipado semanas atrás una caída en el PIB más adelante en el año. 

Los desafíos de la industria automotriz

La industria automotriz alemana representa alrededor del 5% de la economía. Su ralentización tiene entre sus principales causas las complicaciones en las cadenas de suministro generadas post pandemia.

Según la Asociación Alemana de la Industria Automotriz, se produjeron 2.2 millones de vehículos en la primera mitad del año. Aunque esto representa un aumento considerable en comparación con el mismo período en 2022, la producción todavía es un 10% inferior a la primera mitad de 2019. Se estima que alcanzar el nivel de producción anterior a la pandemia podría llevar un tiempo.

Otro sector que le da vida a los fantasmas de recesión es de la construcción.

“A la vista de la situación económica general y del desarrollo de los pedidos entrantes, es de esperar que las tasas de crecimiento elevadas de la producción se desaceleren pronto. El alto atraso en los pedidos se está reduciendo lentamente”, se había esperanzado recientemente Hildegard Müller, la presidenta del organismo industrial.

La energía: un faro en el horizonte

En otras áreas del sector industrial de Alemania, que incluye la producción de energía, las perspectivas parecen ser más prometedoras. Datos provisionales mostraron que los nuevos pedidos en la fabricación aumentaron un 7% en junio en comparación con el mes anterior, aunque las cifras fueron distorsionadas por pedidos a gran escala.

“La industria alemana sigue enfrentando desafíos importantes”, señaló Salomon Fiedler, economista que trabaja en el banco de inversión Berenberg, en un informe a los clientes , haciendo referencia al shock de precios energéticos del año pasado y a la debilidad en la demanda de Estados Unidos y China, entre otros factores.

Volkswagen AG, el fabricante de automóviles más grande de Europa, ha estado lidiando con ventas lentas en China, su mercado más importante, lo que le ha llevado a perder terreno ante competidores locales.

La compañía informó de una disminución del 14.5% en sus entregas en China en el primer trimestre. Aunque hubo una recuperación en abril y mayo, las entregas en la primera mitad del año aún estuvieron un 1.2% por debajo del mismo período en 2022.

Cabe recordar que el sector industrial más amplio de Alemania ha tenido que hacer frente a los altos precios de la energía, que ya estaban en aumento en Europa cuando Rusia invadió Ucrania en febrero de 2022, lo que los llevó a alcanzar niveles récord. Sin embargo, los precios europeos del gas natural han caído desde entonces y están un 44% por debajo de su nivel previo a la guerra.

Berenberg espera que Alemania vuelva a enfrentar “una recesión leve” en la segunda mitad de este año, resumió Fiedler las expectativas para el segundo semestre.

Te puede interesar

Revolución cervecera: llega la primera cerveza en polvo

Una cervecería monástica en Alemania del Este anunció la creación de la primera cerveza en ...
27 de febrero de 2024

La Guerra del Chocolate: los artesanos italianos se enfrentan a un gigante suizo

Un enfrentamiento del tipo David y Goliat está sucediendo en la industria chocolatera europea. Los ...
26 de febrero de 2024

Resurge en Ginebra la Feria Internacional del Automóvil

Tras un receso de cinco años, el evento regresa con un enfoque más modesto pero lleno de ...
21 de febrero de 2024

Smart: Cuando los destinos de Swatch y Mercedes-Benz se unieron

Hace 25 años la marca alemana de la estrella unía fuerzas con la relojera suiza Swatch ...
15 de febrero de 2024
Fabio PalopoliPor

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)