viernes, 11 de agosto de 2023

A finales de julio de 2023, el oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) y exoficial de inteligencia David Grusch generó revuelo con sus declaraciones ante el Subcomité de Seguridad Nacional, Fronteras y Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. En un Capitolio repleto, y a viva voz,  el militar denunció que el gobierno de su país ha mantenido un programa secreto de recuperación de fenómenos aéreos no identificados (UAPs, por sus siglas en inglés) y que poseen tanto naves espaciales como restos biológicos no humanos.

Las aseveraciones de Grush despertaron todo tipo de especulaciones: hubo quienes sostuvieron que el tema era un secreto a voces, tal como se sospechaba con el famoso Área 51; otros, creyeron estar viendo una película de ciencia ficción. 

Un tríptico que integra la  “UFO 1665: la batalla aérea de Stralsund”, disponible hasta el 3 de septiembre en la Biblioteca de Arte de Berlín.

Pero más allá de cualquier versión, al otro lado del océano Atlántico, una exhibición de arte aporta “pruebas” de que Alemania se adelantó a los Estados Unidos, al menos, en el avistaje de los OVNIs.

El relato de seis pescadores

A mediados del siglo XVII, un grupo de pescadores fue testigo de un fenómeno inexplicable: una “batalla en los cielos” sobre el Mar Báltico, cerca de Stralsund. Cuando anocheció, un disco gris oscuro apareció en lo alto del centro de esa ciudad ubicada 270 kilómetros al norte de Berlín.

Los testimonios recogidos por libros y periódicos de la época sostienen que el fenómeno celestial tuvo lugar el 8  de abril de 1665 a las 14, es decir, a plena luz del día. Seis personas, que se encontraban pescando arenques en la costa de Stralsund, observaron cómo grandes bandadas de pájaros se transformaron en una suerte de “barcos de guerra”.

Una de las imágenes de la muestra “UFO 1665: la batalla aérea de Stralsund”, disponible hasta el 3 de septiembre en la Biblioteca de Arte de Berlín.

Según los relatos, las naves que formaron parte de la estruendosa batalla aérea, tenían en sus cubiertas figuras fantasmales. Al anochecer, divisan en el cielo “una forma plana y redonda como un plato” sobre la iglesia de San Nicolás y en ese momento escapan del lugar. Pero al día siguiente, experimentan temblores por todo el cuerpo y se quejan de dolor.

Exhibición de arte y espacio para la reflexión

Un OVNI en 1665. La batalla aérea de Stralsund (UFO 1665 Die Luftschlacht von Stralsund, su título original en alemán) es la primera exposición que se centra en este histórico avistamiento. Con referencia a fuentes visuales y textuales contemporáneas, la muestra  reconstruye la forma en que este evento fue retratado en los medios y expone ciertos paradigmas y estrategias de comunicación que aún hoy se utilizan para determinar cómo informamos sobre los UAPs.

Una de las imágenes de la muestra “UFO 1665: la batalla aérea de Stralsund”, disponible hasta el 3 de septiembre en la Biblioteca de Arte de Berlín.

Con la curaduría del director de la Biblioteca de Arte de Berlín, Moritz Wullen, la exposición lleva a los visitantes a un viaje a un mundo extraño y desconocido de imágenes. Imágenes que, de otra manera, permanecerían ocultas al público general del museo en archivos o entre las páginas de libros antiguos.

Medios, mitos y retorno al presente

Otro de los temas de la exposición es el poder de ciertas creencias y su continuidad en el tiempo. El 19 de junio de 1670, un rayo cayó sobre la iglesia evangélica de San Nicolás, en Stralsund. Es decir, sobre el mismo edificio donde cinco años antes había sobrevolado el “disco gris” que presenciaron los pescadores.

Ese fenómeno celestial fue interpretado posteriormente como una señal de la ira de Dios. Las descripciones y relatos del día invocaban un vínculo místico con la destrucción de Babilonia a manos de una gran piedra de molino, tal como se describe en el libro bíblico del Apocalipsis.

Una de las imágenes de la muestra “UFO 1665: la batalla aérea de Stralsund”, disponible hasta el 3 de septiembre en la Biblioteca de Arte de Berlín.

La percepción popular de la batalla aérea sobre Stralsund no sólo fue moldeada por los medios de la época, que se hicieron un festín con folletos sobre lo ocurrido, las creencias, los diseños y mitos de la era barroca. También revela el tipo de conocimientos que las personas de aquel tiempo no podían imaginar ni comprender.

No hay fuentes del siglo XVII, momento en el que se documentó esta experiencia, que mencionen como extraterrestres en relación con los fenómenos aéreos inexplicables. Sin embargo, la imaginación humana estaba ya tan avanzada que bien permitía concebir expediciones a otros planetas habitados y los tipos de sistemas de propulsión necesarios para concretarlas.

Esta investigación cultural, de medios e histórica, que excede con creces a la categoría de muestra de arte, culmina en una excursión al presente. Este apartado se centra en los videos y relatos de avistamientos de misteriosos UAPs realizados por el ejército de los EE. UU. que se volvieron virales. Para quienes lean este artículo podrán visitarla hasta el 3 de septiembre de 2023 y hasta adquirir un material impreso con imágenes color por € 24 (US$ 26,5).

Te puede interesar

Brand Finance: Nestlé pierde, pero sigue siendo la marca más valiosa

Cada año, la empresa de valoración de marcas Brand Finance pone a prueba a más de 5.000 de las ...
15 de julio de 2024

Encuesta Bertelsmann: las ganas de emprender vs. el temor a la incertidumbre

Las ganas de emprender crecen en Alemania. Un 40% de los jóvenes quieren crear su propia empresa, ...
15 de julio de 2024

E.ON y MAN desarrollan red de carga europea para camiones eléctricos

E.ON y el fabricante de camiones y autobuses MAN anunciaron el desarrollo de una red pública de ...
12 de julio de 2024

La IA despierta a los emprendedores alemanes de nueva generación

El ecosistema de innovación alemán toma impulso. En el primer semestre de 2024 se fundaron 1.384 ...
12 de julio de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)