martes, 9 de abril de 2024

Buenos Aires (AT) – En menos de 24 horas desde que Xiaomi lanzó su primer automóvil, ya había 88.898 reservas. Con una autonomía de hasta 800 kilómetros, un diseño demasiado similar al del Porsche Taycan y una generosa cantidad de tecnología, este vehículo es un claro ejemplo de cómo la industria automotriz puede transformarse con la entrada de nuevos jugadores del mundo digital.

Seis meses después de su presentación, en la que Xiaomi prometió competir con Tesla y liderar el mercado de los coches eléctricos, las primeras unidades del Xiaomi SU7 ya han sido fabricadas y entregadas a sus dueños. La venta del coche comenzó el 28 de marzo y las primeras entregas se realizaron el miércoles siguiente, menos de una semana después.

La rapidez en la entrega se debe a dos factores principales. El primero es que Xiaomi ya tenía preparadas 5.000 unidades como parte de una edición de lanzamiento con accesorios especiales. El segundo es que la producción del SU7 está subcontratada a BAIC, uno de los grupos automovilísticos más grandes del país.

Xiaomi SU7: ¿el Tycan chino?

El SU7 ha tenido éxito en parte debido a su precio. Aunque su diseño, claramente inspirado en el Porsche Taycan, podría hacer pensar que es un coche de lujo, en realidad es accesible para un público más amplio. De hecho, es incluso más asequible que el Tesla Model 3: su versión básica tiene un precio de US$ 30.000, mientras que el Model 3 de tracción trasera cuesta US$ 34.200. La versión más equipada del SU7 alcanza los US$ 41.700, un poco más que los US$ 39.700 del Model 3 con gran autonomía.

¿Es factible vender un automóvil con estas características por solo US$ 30 mil? La respuesta simple es no. Según la agencia Reuters, el gigante chino está dispuesto a operar con pérdidas si esto le permite ingresar al mercado y superar a la competencia.

Según un análisis de Citi Research, Xiaomi perderá US$ 9.400 por cada unidad del SU7 que venda. Esto, junto con una proyección de ventas anuales de 60.000 unidades, resulta en pérdidas proyectadas de más de US$ 564 millones por año.

Sin embargo, estas cifras están dentro de las expectativas. Xiaomi ganó 684 millones de euros el año pasado, por lo que sus ganancias actuales pueden soportar la división de automóviles. Además, ya tenían presupuestada una inversión de US$ 1.390 millones para el periodo 2021-2030.

Xiaomi planea a largo plazo

Durante la presentación del SU7 en noviembre de 2023, los líderes de Xiaomi expresaron su visión a largo plazo, declarando que aspiran a ser uno de los cinco principales fabricantes de automóviles del mundo en un período de 15 a 20 años.

Por ahora, el SU7 solo se vende en China. Sin embargo, es solo cuestión de tiempo antes de que los automóviles de Xiaomi comiencen a comercializarse en otros países.

Te puede interesar

Las consecuencias del reconocimiento de Palestina

El reciente movimiento de Irlanda, Noruega y España para reconocer a Palestina como estado ...
28 de mayo de 2024

El camino de Suiza hacia la movilidad sostenible

Zermatt se destaca como un faro de movilidad eléctrica. Sus calles cerradas al tráfico de ...
28 de mayo de 2024

Estrellas de la música y el cine se ponen en campaña contra la inteligencia artificial

Más de 200 iconos de la música, incluyendo estrellas como Billie Eilish, Stevie Wonder y Nicki ...
28 de mayo de 2024

Macron: “Europa está en una encrucijada y en un momento inédito de su historia”

Ante una multitud de personas en Dresde, el presidente francés, Emmanuel Macron, instó a la ...
28 de mayo de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)