miércoles, 27 de marzo de 2024

Buenos Aires (AT) – Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland – AfD), el partido de extrema derecha, ha ganado terreno en el último año, y no solo en el este de Alemania, y las empresas se están dando cuenta del peligro que las fuerzas de derechas suponen para la economía. ¿Cuál es la mejor manera de hacer frente a esta situación política? En respuesta, en 2016 se fundó en Dresde la asociación “Empresas por una Sajonia Cosmopolita”, a favor del cosmopolitismo y en contra de la exclusión y el racismo.

En la actualidad, pertenecen a ella más de 110 empresas, incluidos los principales actores de la economía sajona, desde Volkswagen hasta GlaxoSmithKline, desde Deutsche Bank hasta Infineon, junto con numerosas pymes, una muestra representativa de la economía de Sajonia.

Las próximas elecciones estatales de septiembre en los estados federados de Sajonia, Turingia y Brandeburgo, los altos índices de intención de voto del partido de extrema derecha AfD y las revelaciones de la plataforma de investigación Correctiv sobre una reunión secreta entre peces gordos nazis y miembros de AfD han conmocionado a mucha gente. Desde entonces, cientos de miles de personas han salido a la calle contra el extremismo de derechas.

Las disputas no se detienen a las puertas de la empresa. ¿Cómo reaccionan los directivos ante los conflictos entre partidarios y detractores de la AfD en la oficina? ¿Cómo pueden las empresas obtener ayuda práctica cuando las opiniones extremistas envenenan la vida laboral cotidiana? El tema del extremismo de derechas se debate mucho más intensamente en Alemania desde principios de año. ¿En qué ha cambiado esto para las empresas? Sylvia Pfefferkorn (59), portavoz adjunta de la junta directiva y jefa de la oficina de la asociación Wirtschaft für ein weltoffenes Sachsen, así lo explica en una entrevista concedida a la revista Manager Magazin.

extrema derecha, empresas, Alemania

“Sajonia es un Estado económicamente fuerte, cosmopolita y de inmigración internacional. Asesoramos sobre la integración de los inmigrantes en el mercado laboral y prestamos apoyo concreto a las empresas.” (Sitio web de Wirtschaft für ein weltoffenes Sachsen)

En la actualidad, existe un despertar en muchas personas que sienten la necesidad de defender sus valores y su democracia. Esto se debe a la percepción de mayores peligros que ya no pueden ser ignorados. En regiones como Sajonia, se observa cómo partidos como la AfD intentan infiltrarse en comités de empresa para promover sus ideas. Se ha notado una notable actividad de la AfD en diversos eventos, como recepciones de Año Nuevo organizadas por la Cámara de Industria y Comercio, donde buscan promover sus propuestas entre la población.

Desde noviembre, se ha registrado, indica Pfefferkorn, un incremento en la demanda de programas educativos y afiliaciones a organizaciones que promueven la educación democrática. Muchas empresas también reconocen la importancia de fomentar una educación democrática de cara a las elecciones. Este aumento en la conciencia y la acción refleja la creciente preocupación por proteger los valores fundamentales y fortalecer la democracia en la sociedad actual. El trabajo en equipo y la colaboración como socios son fundamentales en la lucha contra el racismo y la promoción de la formación.

Las empresas solicitan explicaciones detalladas sobre la toma de decisiones y los procesos democráticos. Es común que se requiera información sobre el contenido de las elecciones a los consejos de distrito y las responsabilidades en las elecciones europeas. Esta necesidad de claridad y comprensión refleja un interés creciente en entender y participar de manera activa en los procesos democráticos y de toma de decisiones en diferentes niveles políticos.

Las empresas comienzan a preocuparse por el accionar de la extrema derecha

En los años 2015 y 2016, Sajonia, se vio sacudida por disturbios racistas y actos xenófobos. Las imágenes de enfrentamientos frente a centros de refugiados y ataques a autobuses llenos de refugiados dieron la vuelta al mundo. Estos eventos dejaron una marca indeleble en la percepción global de la región.

Ante estas terribles escenas, clientes y socios comenzaron a hacer preguntas incómodas a las empresas con sede en Sajonia. Querían saber qué estaba sucediendo en esta parte de Alemania. ¿Quiénes eran las personas que ensamblaban las máquinas en Sajonia? La reputación de la región estaba en juego, y era necesario responder de manera positiva y constructiva asegura Pfefferkorn.

Fue entonces cuando algunas empresas decidieron unirse y fundar una asociación para una cultura de acogida en Sajonia. Su objetivo era claro: enviar una señal positiva a favor de Sajonia como un lugar de negocios acogedor y diverso. Querían contrarrestar la narrativa negativa y promover una imagen más equilibrada y esperanzadora.

La motivación básica detrás de esta iniciativa fue fomentar una cultura de acogida. Las empresas miembros se comprometieron a crear un entorno donde la diversidad fuera valorada y donde las personas de diferentes orígenes pudieran trabajar juntas en armonía. A través de programas de sensibilización, capacitación y colaboración, la asociación buscó cambiar percepciones y construir puentes entre comunidades.

Nuestro enfoque ha sido destacar que, si bien Sajonia enfrenta desafíos, también existen aspectos positivos, como personas de mentalidad abierta y empresas que toman posturas claras ante diversas situaciones.

Es común que muchos empresarios prefieran mantenerse al margen de la política y evitar discusiones al respecto debido a la creciente polarización y la sensación de agotamiento que genera. Sin embargo, es importante reconocer que el silencio puede llevar a la marginación y a la falta de participación en debates cruciales.

Es crucial comprender que no todos los que consideran votar por la AfD, según encuestas, comparten ideologías extremistas. Solo una minoría representa posturas de extrema derecha, mientras que la mayoría está expresando su descontento. Es esencial abordar las causas de esta frustración y enojo para fomentar un diálogo constructivo y buscar soluciones que promuevan la cohesión social y el entendimiento mutuo.

En una reciente entrevista se planteó la cuestión de si alrededor del 35% de la población activa tiene inclinaciones de derecha, a lo que se respondió afirmativamente. Esta tendencia se observa en diversos ámbitos como las autoridades, la policía y el ámbito educativo. Se resaltó la importancia de que las empresas asuman una postura clara y defiendan los principios democráticos, ya que son fundamentales para mantener unas condiciones económicas estables, las cuales se ven amenazadas por movimientos populistas.

En cuanto al 10% o 12% que se identifica como realmente de derecha, se subrayó la necesidad de apoyar a aquellos que no comparten esas posiciones extremas. Se hizo hincapié en el papel crucial del centro silencioso dentro de la sociedad y entre los empresarios, destacando que las empresas en todo el país han comenzado a comprender la importancia de tomar una postura clara en temas políticos.

Esta tendencia se ve influenciada por la pérdida de confianza en instituciones tradicionales como partidos políticos, medios de comunicación e iglesias, lo que ha llevado a una mayor valoración de las opiniones de los empresarios, especialmente en el entorno laboral.

Deficiencias en la Educación Política

“En la actualidad, continúa explicando la portavoz de Wirtschaft für ein weltoffenes Sachsen, se evidencian claros déficits en la educación política que impactan en la percepción y comprensión de la democracia. Un ejemplo concreto de esta situación se manifiesta en la creencia generalizada de que los políticos que no cumplen sus promesas electorales deberían ser penalizados. Esta idea refleja una falta de entendimiento sobre el funcionamiento de un sistema democrático basado en el consenso y el compromiso.”

Muchas personas no tienen presente que las promesas electorales son parte de un proceso político complejo en el que se requiere negociación y acuerdo entre diferentes fuerzas políticas. La noción de que estas promesas solo pueden materializarse en su totalidad si se logra una mayoría absoluta no está arraigada de manera sólida en la conciencia colectiva.

Es fundamental comprender que los déficits en la educación política tienen profundas raíces históricas que han moldeado la percepción actual de la democracia. Solo a través de un mayor conocimiento y conciencia sobre el funcionamiento de las instituciones democráticas, así como de los procesos políticos, se podrá fortalecer la participación ciudadana y la comprensión de la complejidad del sistema político.

extrema derecha, empresas, Alemania

Permítanme decirlo sin rodeos como alemán oriental: a todos nos dieron 100 marcos alemanes, pero no nos explicaron qué era la democracia.

Sylvia Pfefferkorn, jefa de la oficina de la asociación “Wirtschaft für ein weltoffenes Sachsen”

Desafíos en la Transición Democrática en Alemania Oriental

El proceso de transformación de 1989/90 en Alemania Oriental planteó desafíos significativos en términos de educación democrática y comprensión del sistema político. Desde la perspectiva de un alemán oriental, se destaca que, si bien a la población se le otorgaron 100 marcos alemanes durante este proceso, no hubo una explicación clara sobre qué significaba realmente la democracia.

Recuerdos de aquel entonces revelan la incertidumbre y las dudas que surgieron en torno al funcionamiento de la democracia y el papel de los partidos políticos. A pesar de que existía la posibilidad de buscar información por cuenta propia, la falta de una educación democrática integral limitaba la comprensión del nuevo sistema político.

Es importante reconocer que los alemanes del Este vivieron en carne propia la caída de un sistema y la transición hacia otro. Esta experiencia ha sido capitalizada por narrativas actuales, como la de la AfD, que plantea la idea de derrocar el sistema vigente. Sin embargo, es fundamental comprender que Alemania no se encuentra bajo una dictadura, sino en una democracia en la que los ciudadanos tienen la capacidad de moldear y participar activamente en la construcción de la sociedad.

La falta de una educación democrática sólida y la necesidad de fortalecer la comprensión de los valores democráticos son aspectos clave para garantizar una participación informada y consciente de la ciudadanía en el sistema político.

Es cierto que la educación de la gente no reducirá su nivel de frustración por sí sola. También intentamos centrarnos en los aspectos positivos: Sajonia es un Estado rico. Tenemos instituciones de investigación excepcionales, muchos hidden champions, buenas condiciones de trabajo. La tasa de desempleo es baja. Este Estado federal puede estar orgulloso de su desarrollo económico.

La inmigración y la escasez de mano de obra calificada: una oportunidad para ambas partes
“Una mayoría, el 64% según la última encuesta de Sachsen-Monitor, teme la infiltración extranjera, mientras que al mismo tiempo la economía lucha contra una escasez de trabajadores cualificados que sólo puede paliarse con la inmigración”, asegura Pfefferkorn.

El problema de la mano de obra cualificada nos obliga a buscar soluciones. Asesoramos a las empresas sobre cómo superar las trabas burocráticas que supone contratar a gente del extranjero. Con asesoramiento y talleres en las empresas, les ayudamos a establecer conceptos de integración y a convertirse en empleadores cosmopolitas.

Es crucial que las empresas lleven consigo a sus empleados locales y fomenten la comprensión: “Pónganse en el lugar de sus nuevos colegas. Si alguien me abandonara en Omán y no tuviera pasaporte ni teléfono, me sentiría terriblemente desamparado. Los hospitales ya están más adelantados. Son los pioneros aquí en Sajonia. Primero tuvieron el problema de la mano de obra cualificada y están llenando el vacío contratando personal en el extranjero y preparando a su personal en consecuencia. Hasta cierto punto, es obvio para todos: o tienes un colega de Colombia o no lo tienes y la sala tiene poco personal.

“Las empresas bien posicionadas”, en palabras de Pfefferkorn, “se llevan a sus empleados a la hora de contratar y les informan de las particularidades del país. Muchos cuidadores vienen de Sudamérica. Allí, por ejemplo, tienen métodos diferentes de curar las heridas. A veces los métodos son incluso mejores, así que pueden aprender unos de otros. Por supuesto, los sudamericanos tienen un tictac diferente al de los sajones, lo que también está bien.”

“El éxito de la integración en el puesto de trabajo irradia desde la empresa y refuerza el valor civil. Dentro de la empresa, el recién llegado de Bogotá o Damasco se convierte en un colega aceptado y valorado, que a su vez valora a sus colegas alemanes. La integración dentro de la empresa es la clave decisiva porque aporta aprecio a ambas partes”, asegura la portavoz adjunta de la junta directiva y jefa de la oficina de la asociación Wirtschaft für ein weltoffenes Sachsen en una entrevista concedida a la revista Manager Magazin.

Te puede interesar

El día después de la histórica marcha universitaria

La masiva manifestación de las universidades nacionales tomó las calles de Buenos Aires y otras ...
24 de abril de 2024

Por qué la industria biotecnológica suiza logra cifras récord

El sector biotecnológico suizo logra un hito histórico en 2023, con ventas récord de CHF 7,3 ...
23 de abril de 2024

Samuel Widmann: el visionario que cartografió el futuro digital de Suiza

La historia de Samuel Widmann, cuya pasión por la cartografía y la innovación tecnológica ...
23 de abril de 2024

Feria de Hannover 2024: entre la IA y la ciberseguridad

La Feria de Hannover 2024 abre sus puertas con el foco puesto en la inteligencia artificial. El ...
22 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)