miércoles, 27 de septiembre de 2023

La Deutsche Welle (DW) es una institución alemana fundada en 1953 que, con el tiempo, se ha convertido en un referente en la difusión de noticias, cultura y contenido multimedia global que supo incoporar tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) a su dinámica diaria. Nacida en Bonn, Alemania, en medio de la Guerra Fría, su objetivo primero fue generar un enfoque especial en difundir información sobre Alemania para contrarrestar la propaganda comunista en Europa del Este. Con el tiempo, la misión de la DW evolucionó para convertirse en una agencia de noticias internacional. Hoy, opera en múltiples plataformas, incluyendo televisión, radio, medios de internet y redes sociales. También ofrece noticias en varios idiomas, entre ellos alemán, inglés, español, árabe, chino y muchos más. Además de noticias, la DW produce programas de entretenimiento, documentales y contenido educativo.

Este año, marca un hito para DW, al cumplirse su su 70º aniversario. En una nota reciente con este motivo, la editora en jefe de la agencia, Manuela Kasper Claridge, asegura que “DW ha perseguido de manera inquebrantable una misión clara: proporcionar periodismo confiable, de alta calidad e independiente a audiencias de todo el mundo”. Pero luego agrega que, aunque hoy el periodismo se ve confrontado por la inteligencia artificial, desde la agencia no se considera “que la Inteligencia Artificial generativa sea un medio para reemplazar el trabajo realizado por nuestros dedicados periodistas y editores”.

A pesar de que Claridge aclara varias veces que DW tiene un “compromiso con la independencia, la diligencia, la transparencia, el respeto y la diversidad de perspectivas”, también asegura estar entusiasmada “por explorar cómo las herramientas de inteligencia artificial pueden respaldar nuestro periodismo”. La editora en jefe incluso admite que DW ya emplea herramientas basadas en IA para ayudar a los periodistas. Es, después de todo, el dilema de siempre con la tecnología, desde una computadora hasta un martillo: ¿las herramientas nos ayudará a nosotros o seremos nosotros la herramienta? ¿Hasta qué punto se puede sostener un periodista es más veraz que una inteligencia artificial?

Por ahora, Claridge dice que “nuestros periodistas siempre mantendrán el control sobre estas aplicaciones y revisarán rigurosamente todo el contenido antes de su publicación”. Luego aclara algo totalmente cierto: los chatbots de IA, como ChatGPT, no pueden considerarse fuentes precisas de información por el simple hecho de que todavía no ofrecen datos confiables y “son propensos a errores y carecen de transparencia en cuanto a sus fuentes de información”.

¿Revolución o sobrevaloración?

El año pasado, el sitio de noticias de tecnología CNET implementó en secreto un programa de inteligencia artificial para escribir algunos de sus artículos. Después se vio obligado a  corregir varias errores, algunos de ellos graves. Pero más tarde la empresa matriz de CNET anunció despidos, que incluyeron a los mismos editores. El editor alemán Axel Springer, propietario de Bild, dijo a la agencia Reuters que “la inteligencia artificial tiene el potencial de hacer que el periodismo independiente sea mejor que nunca o, por el contrario, que simplemente desaparezca”. Tras elogiar a ChatGPT como una “revolución” para la industria, anunció una reestructuración que vería “reducciones importantes” en la producción y corrección.

Lo cierto es que durante la última década las empresas de medios usan cada vez más la automatización para el trabajo rutinario, por ejemplo buscar patrones en datos económicos o informar sobre las acciones de empresas. Por otro lado, los sitios webs de noticias están obsesionados con la “optimización de motores de búsqueda”, que implica el uso de palabras clave en un titular para ser favorecidos por los algoritmos de Google. El académico inglés Alex Connock dice en su libro “Gestión de Medios e Inteligencia Artificial” que el dominio de las herramientas de IA ayudará a determinar qué empresas de medios sobreviven y cuáles fracasan en los próximos años. Y el uso de herramientas de creación de contenido hará que algunas personas pierdan sus trabajos, pero no en el ámbito del periodismo analítico: “En el caso específico del extremo más mecanicista del periodismo, como informes deportivos o resultados financieros, creo que las herramientas de IA están reemplazando y probablemente reemplazarán cada vez más el trabajo humano “, dijo.

No todos los analistas están de acuerdo en ese punto. Mike Wooldridge de la Universidad de Oxford considera que ChatGPT, por ejemplo, es más un “procesador de palabras sobrevalorado” y que los periodistas no deben preocuparse. “Esta tecnología reemplazará a los periodistas de la misma manera en que las hojas de cálculo reemplazaron a los matemáticos, es decir, no creo que lo haga”, dijo Wooldridge en un evento reciente organizado por el Science Media Centre de Inglaterra. Sin embargo, también sugirió que las tareas cotidianas podrían ser reemplazadas.

DW, agencia, periodismo, Alemania
La agencia alemana Deutsche Welle cumple 70 años. (CRÉDITO: DW)

Poner a prueba a los robots

Los periodistas franceses Jean Rognetta y Maurice de Rambuteau se encuentran investigando más a fondo la cuestión de cuán preparada está la IA para reemplazar a los periodistas. Publicaron un artículo llamado “Qant” escrito e ilustrado utilizando herramientas de IA. El mes pasado, presentaron un informe de 250 páginas escrito por IA que detallaba las principales tendencias de la feria de tecnología CES en Las Vegas. Rognetta dijo allí que querían “poner a prueba a los robots, llevarlos al límite”. Rápidamente encontraron un límite. La IA tuvo dificultades para identificar las principales tendencias en el CES y no pudo producir un resumen digno de un periodista. También tomó en gran parte de Wikipedia. Los autores descubrieron que necesitaban intervenir constantemente para mantener el proceso en marcha, por lo que, si bien los programas ayudaron a ahorrar algo de tiempo, todavía no estaban listos para reemplazar a los verdaderos periodistas. Los periodistas están “afectados por el síndrome de la gran sustitución tecnológica, pero yo no creo en eso”, dijo Rognetta. “Los robots por sí solos no son capaces de producir artículos. Todavía hay una parte del trabajo periodístico que no se puede delegar”.

Muchos medios, además de DW, ya están utilizando la IA para las tareas cotidianas. Otros están imaginando modelos nuevos basados en la tecnología. Entre este último grupo se encuentran Jenny Romano y Pedro Henriques, co-fundadores de The Newsroom, una aplicación que ofrece a sus lectores un resumen diario de las principales noticias generado por IA. Francesco Marconi, periodista experto en tecnología, clasifica en su libro “Newsmakers: Artificial Intelligence and the Future of Journalism” a la innovación en IA en la última década en tres oleadas: automatización, ampliación y generación. Durante la primera fase, “el enfoque estaba en automatizar noticias basadas en datos, como informes financieros, resultados deportivos e indicadores económicos, utilizando técnicas de generación de lenguaje natural”. Según Marconi, la segunda oleada llegó cuando “el énfasis se trasladó a la ampliación de la cobertura mediante el aprendizaje automático y el procesamiento de lenguaje natural para analizar grandes conjuntos de datos y descubrir tendencias”. Un ejemplo se puede encontrar en el periódico argentino La Nación, que comenzó a utilizar la IA para apoyar a su equipo de datos en 2019, y luego estableció un laboratorio de IA en colaboración con analistas de datos y desarrolladores.

La tercera y actual oleada es la IA generativa, que para Marconi está “alimentada por grandes modelos de lenguaje capaces de generar texto narrativo a gran escala”. Este nuevo desarrollo ofrece aplicaciones al periodismo que van más allá de simples informes automatizados y análisis de datos. Ahora podríamos pedirle a un chatbot que escriba un artículo más largo y equilibrado sobre un tema o un artículo de opinión. Incluso pedirle que lo haga en el estilo de un escritor o una publicación conocida. Las ideas para posibles usos de esta tecnología se han multiplicado desde noviembre, con frecuencia siendo los propios periodistas quienes prueban las capacidades de los chatbots para escribir y editar.

En algo coinciden todos los especialistas: la IA llegó para quedarse y la inteligencia humana estará en utilizarla para un periodismo más claro y expeditivo, y no para socavar lo que hace interesante a la profesión, es decir la capacidad crítica y el análisis de la información.

Te puede interesar

El auge de la inteligencia artificial (IA) impulsará la demanda de gas natural

Hasta 8.500 millones de pies cúbicos diarios adicionales de gas natural serían necesarios para ...
24 de abril de 2024

Samuel Widmann: el visionario que cartografió el futuro digital de Suiza

La historia de Samuel Widmann, cuya pasión por la cartografía y la innovación tecnológica ...
23 de abril de 2024

Feria de Hannover 2024: entre la IA y la ciberseguridad

La Feria de Hannover 2024 abre sus puertas con el foco puesto en la inteligencia artificial. El ...
22 de abril de 2024

Centro Aeroespacial Alemán ofrece EUR 18.000 por permanecer 60 días en cama

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) busca “astronautas terrestres” para simular la ingravidez ...
19 de abril de 2024

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)